Turismo y bicicleta, de la mano

No importa el destino: la bicicleta se perfila como una herramienta fundamental para mejorar la experiencia de los viajeros, conocer de una forma más cercana y divertida los destinos y, en general, generar un turismo más sostenible, eficiente y humano.

Basta salir a la calle para comprender que la bicicleta está cada día más presente en nuestras vidas. Lo que durante mucho tiempo ha sido una simple herramienta deportiva se está consolidando, día a día, como un vehículo perfecto para muchos de nuestros desplazamientos cotidianos, además de como una excelente aliada para mejorar el tráfico en las ciudades, reduciendo la contaminación y ayudando a los ciudadanos a combatir el estrés y el sedentarismo.

Sin embargo, la importancia de la bicicleta también experimenta un notable auge en otros sectores, entre ellos el del turismo. Así, por ejemplo, el cicloturismo es ya uno de los principales protagonistas de eventos como la ITB de Berlín, una de las principales ferias de turismo del mundo. En la última edición, celebrada hace apenas un mes, se anunció que casi el 10% de los ingresos totales generados por el turismo en Alemania ya están relacionados con la bicicleta (fuente: Ciclosfera, https://www.ciclosfera.com/cicloturismo-itb-berlin-turismo/.

Un crecimiento que, desde luego, dista mucho de ser excepcional. También España es testigo: así, por ejemplo, lugares como Mallorca se han consolidado como destinos fundamentales para cicloturistas de todas partes del mundo. Según los principales touroperadores locales, se calcula que a lo largo de 2019 visiten la isla unos 250.000 cicloturistas, generando un negocio de más de 300 millones de euros solo en Mallorca.

“El cicloturismo puede ser un enorme negocio en España”, confirma Carlos Núñez, secretario general de la Asociación de Marcas de Bicicletas de España, “pero todavía está por explotar”. En su opinión, turismo y ciclismo están condenados a entenderse: “La bicicleta es perfecta: implica un tipo de turista respetuoso con el destino, interesado por las costumbres locales y con unos hábitos muy saludables, un perfil distinto al de otros que buscan el sol y la playa”. Por otra parte, explica Núñez, “el cicloturismo es muy poco estacional: lugares como Canarias, Baleares o la Costa Brava están acostumbrados a la llegada masiva de cicloturistas en los meses de primavera, otoño e incluso invierno”.

Además, la bicicleta está calando también como una de las mejores formas de conocer y recorrer cualquiera de nuestras ciudades. Cómoda, divertida, eficaz y muy saludable, la bici se ha consolidado como una herramienta perfecta para recorrer con total libertad las calles y barrios de una urbe. La proliferación, además, de las e-bikes o bicicletas de pedaleo asistido ha permitido universalizar y normalizar este tipo de desplazamientos, que ahora son más que posibles sin importar el estado de forma del usuario.

Una marca española, Littium, es líder en este sector. Con un catálogo archiconocido en el mundo del ciclismo urbano, Littium cuenta con dos e-bikes perfectas para moverse por la ciudad: la plegable Ibiza y la clásica Berlín. Equipadas con la última tecnología y dueñas de una estética inconfundible, ambas e-bikes son idóneas para convertir cualquier experiencia turística en inolvidable. Por eso Littium es socio colaborador de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), además de partner del Instituto Tecnológico Hotelero. ¿El objetivo? Ofrecer sus e-bikes como un vehículo eficaz, atractivo y sostenible tanto para mejorar la experiencia de los clientes como para muchas de las tareas cotidianas que exige el mantenimiento de un establecimiento turístico.

Contacto:

Manuel Beltrán (Departamento Comercial)

Tel: 94 421 97 96

Móvil: 673 234 008

E-mail: mbeltran@littiumbykaos.com

Relacionados:

https://www.littiumbykaos.com/2018/11/08/littium-ith/

https://www.littiumbykaos.com/

https://www.littiumbykaos.com/bicicletas-electricas/