Move, park, live, #TiempoDeActuar

Tiempo de actuar es el hashtag más compartido en la recientemente celebrada Cumbre del Clima en Madrid.  Y aunque el ambiente que se respira en general en cuanto a conclusiones resultantes, es de decepción, de las mesas de trabajo, conversaciones y reuniones entre gobiernos, ONG, científicos y empresas que tuvieron lugar en la COP25 se desprenden las claves para el cumplimiento los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para la Agenda 2030 planteada por Naciones Unidas.

Estas claves para abordar la crisis climática, se articulan esencialmente sobre tres ejes: La responsabilidad, participación y compromiso del sector privado; que todo modelo de negocio debe estar basado en una economía circular y por último, la necesidad de hacer que esta transformación sea inclusiva para todos, gobiernos, organizaciones, empresa privada y ciudadanía.

Respecto de la movilidad, para que se produzca la transición se requiere, un marco legal estable, una fiscalidad adecuada, más inversión en tecnología, entender las necesidades de los ciudadanos y la colaboración de todos los sectores.

En este sentido parece evidente que junto con la necesidad de políticas que ayuden a una transición en la movilidad la responsabilidad y el compromiso que recae sobre los agentes clave del turismo, y del sector hotelero en concreto, como agentes del cambio; adoptando el uso de la innovación tecnológica, en su proceso de toma de decisiones, como aliado ineludible en la reducción de la huella de carbono.

Hoy, las empresas no deben generar solo dinero

El objetivo es adoptar una la cultura de empresa que debe basarse en sumar valor. Aportar soluciones a los clientes, que no solo respeten el medio ambiente, sino que también contribuyan en la mejora y conservación del mismo y convertirse en uno de los principales abanderados en la responsabilidad, la formación y la acción frente a esta emergencia climática.

“El usuario quiere planificar su viaje o desplazamiento, reservarlo y pagarlo desde una misma aplicación”.

Es lo que se conoce como Mobility as a Service (MaaS, en sus siglas en inglés), una tendencia que está llamada a revolucionar la forma en la que nos movemos y que surge como respuesta a algunos de los retos más urgentes que afrontan las urbes. “El rápido crecimiento de las ciudades, los altos niveles de polución y las cada vez mayores restricciones para circular con vehículos privados por el centro están provocando la llegada de nuevos modelos de movilidad sostenible”, explica Boyd Cohen, experto en desarrollo sostenible y decano de Investigación en la escuela de negocios EADA, con sede en Barcelona.

Appark.me como aliado tecnológico del sector hotelero.

En la mayoría de las ocasiones, ofrecer servicios extra supone un problema para el hotel que tiene que buscar estos proveedores, negociar y ofrecer sus servicios. Appark.me es un sistema automatizado que garantiza a los usuarios la disponibilidad de aparcamiento cerca de su destino, a la vez que ofrece a los hoteles la oportunidad de aprovechar sus plazas de aparcamiento libres.

Según el estudio realizado por una conocida organización ecologista, el tiempo que pasa un conductor al volante de su coche, dando vueltas, buscando aparcamiento, se estima entorno al 30% del total del desplazamiento, una media de entre 15 y 30 minutos. Si hacemos cuentas, el gasto anual de aparcar solo de forma ocasional en el centro de Madrid o Barcelona, se eleva a 634€ de media. Aparcar con appark.me resulta un 15%-20% más barato que el sistema de aparcamiento más barato que puedas encontrar en las inmediaciones del destino. Además, el 30% de las emisiones de CO2 se derivan del tráfico generado en esa búsqueda. Al utilizar esta app eco responsable, no solo ahorras tiempo y dinero, también contribuyes a la reducción de gases invernadero.

Dejando al margen el carácter sostenible de la solución que aporta appark.me y centrándonos en un tema puramente práctico; para los usuarios de la aplicación, esta nueva forma de aparcar, la opción de poder contar con plazas de garaje disponibles en los diferentes establecimientos hoteleros repartidos en una ciudad cada vez más “cerrada”, enfocada a la movilidad sostenible y con cada vez mayores restricciones de aparcamiento y circulación privada en sus núcleos urbanos, significa el poder hacer una mejor  gestión del tiempo  planificar diferentes actividades del día a día, a nivel profesional o de ocio.

Una nueva manera de gestionar tus plazas

No olvidemos que un hotel no es solo el lobby, la recepción o el mostrador del check-in, o toda la serie de servicios propios vinculados al hospitality (los amenities, el desayuno, el servicio de internet…) en el microsistema de un hotel, están además los servicios up-grading que en muchas ocasiones redimensionan la categoría y la imagen del hotel. Un restaurante con nombre de autor, una terraza en la que degustar las últimas tendencias en mixología, un gimnasio, un centro welness, un spa urbano, boutiques, etc.

Como usuario de cualquiera de estos servicios, la primera elección en igualdad de distancia de punto de origen, calidad y precio la balanza siempre se va a inclinar por aquella opción que me facilite además la plaza de garaje.

Para una marca o un potencial inversor, que elija el espacio del hotel para abrir un nuevo local, es una garantía el contar con la seguridad de que sus clientes no tendrán ningún problema de estacionamiento, acceso por tanto al producto o servicio es una ventaja competitiva.

La aceleración tecnológica exige una aceleración en la manera de pensar.

La anticipación es clave y ganaran terreno en el sector quienes sepan asimilar los cambios e implementes soluciones tecnológicas a tiempo para dar respuesta a una sociedad que cada vez más discrimina y rechaza modelos de negocio obsoletos, y filosofías de empresa ancladas en un pasado cuyo único objetivo era generar una ganancia económica, sin compromisos social. Y exige compromisos globales. Ya no es suficiente con dar solución a necesidades básicas con productos o servicios, para influir en la motivación del cliente se ha de dar respuesta a necesidades superiores, como la de sentirse copartícipes de la transformación con cada elección de compra.

Una nueva forma de moverse

El compromiso de appark.me con el medio ambiente, va un paso más allá, siendo en esencia un concepto de economía circular (“reducir”,“reciclar“,“reutilizar”) implementando soluciones paralelas, como una red de aparcamientos disuasorios o la creación de un sistema de micro movilidad eléctrica con “una de las principales compañías eléctricas que operan en España” como partner, aportando valor a los hoteles al dotarlos de puntos de carga eléctrica para sus clientes así como para usuarios de appark.me.

En España las ventas de coches eléctricos e híbridos muestran altos ritmos de crecimiento, de un 40% en 2018 y del doble (111%) hasta septiembre de este año, todavía representan una pequeña parte de las ventas totales. Y aunque no se no hayan alcanzado las cotas que tienen el resto de países europeos, se estima que con la entrada en 2020 de la normativa europea que reduce el nivel de emisiones de los vehículos a 95 gramos de CO2 por kilómetro, se incentiven las ventas.

En esta creciente tendencia de compra de VE, también intervienen las políticas de ayudas, las restricciones de acceso en las nuevas políticas como Madrid 360 y el aumento de la autonomía media de los vehículos que ronda ya los 400 kilómetros y los 600 en los modelos de gama alta.  En cuanto a los puntos de recarga cada vez son más las grandes superficies, hoteles, centros comerciales que se suman para dar este servicio aportando valor a sus usuarios.

En cualquier caso, citando a Marc Vidal, lo que parece estar claro es que y “Vivimos un tiempo en el que es la propia tecnología la que cristaliza cualquier estrategia con la que afrontar cualquier reto futuro.”

 

Más información en: alfonso@appark.me