Entradas

Una gran oportunidad para la eficiencia energética en los hoteles españoles

Una gran oportunidad para la eficiencia energética en los hoteles españoles

Los diversos programas públicos para la mejora de la eficiencia energética de edificios existentes facilitan la financiación. El mayor ahorro es no necesitar la energía, y actuaciones que tienen efectos directos en la reducción del consumo energético son fundamentales no sólo para la industria hotelera, sino también para la administración pública. La convocatoria de diferentes programas de financiación públicos ponen el acento en la envolvente térmica como prioridad estratégica, ya que este tipo de actuaciones no sólo mejoran la eficiencia energética de los edificios, sino que también contribuyen a aumentar el valor patrimonial del hotel y a reducir sus costes de mantenimiento.

La puesta en marcha de planes de financiación como PIMASOL y las ayudas de IDAE, junto a la aprobación de nuevos reglamentos como la Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana, el nuevo Real Decreto de Certificación de Eficiencia Energética de Edificios y la última modificación del Código Técnico de la Edificación, evidencian el impulso definitivo que desde las administraciones públicas se está haciendo por la rehabilitación energética de los edificios, al vincular las ayudas públicas en rehabilitación a la necesaria mejora de la eficiencia energética del inmueble. Allanan, además, el camino hacia el objetivo de la Unión Europea de conseguir edificios de consumo de energía casi nulo en el año 2020, o al menos lograr una importante reducción del consumo de energía en los edificios existentes.

Los hoteles son conscientes de que existen diversas alternativas para mejorar su eficiencia energética, y entienden que deben contar con una planificación rigurosa y global, que influye en los procesos de trabajo, la demanda energética o la eficiencia en la producción. De hecho, según el estudio «Cómo impulsar la eficiencia energética del sector Hotelero español» promovido por la Plataforma Tecnológica Española de Eficiencia Energética, el 69% de los hoteles tienen intención de implantar en el corto plazo soluciones de eficiencia energética, para ahorrar principalmente energía y costes, aunque se enfrentan a su principal barrera: la elevada inversión requerida, que se afronta en un 79% de los casos con financiación propia.

La eficiencia energética no es sólo una prioridad de las grandes cadenas hoteleras, que desde luego acometen planes medioambientales integrales, sino que deben impregnar al resto del tejido hotelero que suman el 70% de los establecimientos no integrados en grandes cadenas hoteleras. La limitación de la demanda energética es el mayor ahorro. Lamentablemente, actuaciones que limitan la demanda pero que, a priori, son más complejas o tienen periodos de retorno de la inversión mayores, se descartan por criterios económicos o son las últimas en acometerse. Pero ¿debemos aplicar el mismo criterio de payback a corto plazo en un proyecto de instalaciones (de iluminación, por ejemplo), que en la fachada de nuestro edificio? Si no tiene el mismo coste de mantenimiento en el tiempo, e igual periodo de vida útil una y otra actuación.

¿No pasa a formar parte del activo inmobiliario incrementado el valor patrimonial una actuación integral en la envolvente que permanecerá sin mantenimiento toda la vida útil del edificio? Naturalmente la barrera de la financiación se interpone entre las actuaciones y su implementación, un hecho que el IDAE ha comprendido y ha intentado abordar a través del plan recientemente hecho público. Este programa se marca como prioridades mejorar la envolvente térmica, climatización e iluminación, y promover la biomasa y la geotermia como fuentes energéticas alternativas, siguiendo la máxima de que el mayor ahorro es no necesitar la energía.

Precisamente, la envolvente de los edificios contribuye a limitar la demanda energética y, además, incrementa el valor patrimonial y la estética de los inmuebles. Los sistemas de aislamiento térmico exterior (SATE) son la solución de aislamiento exterior de las fachadas que pueden unir en una misma actuación la solución de salubridad (reparación de humedades o condensaciones), estética (cambiando por completo la personalidad de su inmueble si así se requiere) y de eficiencia energética en la fachada, todo en la misma actuación, aspectos en los que ya trabajamos con ITH a través de un proyecto piloto.

El progresivo e imparable incremento de las exigencias normativas en este campo persigue afianzar un nuevo concepto social de sostenibilidad que convierte la eficiencia energética en valor añadido e imagen de marca de instituciones y empresas, especialmente de aquellas cuya imagen corporativa y comercial queda estrechamente vinculada a sus edificios, como es el caso de los hoteles.

Unos objetivos para cuya consecución es imprescindible mejorar la envolvente térmica de los edificios dotando a sus cerramientos de mejor aislamiento térmico,  y optimizar sus instalaciones, reduciendo con ello el consumo energético del edificio, lo que supone un importante ahorro económico y la mejora de la competitividad de las empresas del sector hotelero. El siguiente paso que habrá que dar claramente será aumentar sustancialmente los presupuestos asignados a este tipo de ayudas o bien se incrementen adecuadamente las desgravaciones fiscales vinculadas a este tipo de intervenciones, y que tales ayudas se hagan extensivas para ahorrar en todas las fuentes energéticas habitualmente empleadas en el sector hotelero.

 

Fernando Arrabé
Director General – Baumit

 

 

Sistemas de calefacción y renovación de aire: diseño sostenible para hoteles

Aumentar la eficiencia energética en hoteles requiere del concurso de varios elementos: si las fuentes de energía son sostenibles pero los equipos no, este esfuerzo se ve mermado. Con el objetivo de ayudar a los hoteles a reforzar el circuito del calor eficiente, desde la generación hasta la emisión de calor, Jaga y el Instituto Tecnológico Hotelero han desarrollado una guía en la que se analizan diversas soluciones y las más recientes novedades en sistemas de calefacción y renovación de aire.

Jaga e ITH repasan, en esta Memoria Técnica de Calor Eficiente y Calidad del Aire, propuestas de alto valor tecnológico destinadas a optimizar los sistemas de calefacción de los establecimientos y a mejorar las condiciones de aire interior, y demuestran que el diseño (fundamental para la estética y la experiencia de cliente en los hoteles) no están reñidos con la innovación y la I+D.

Este manual técnico aborda dos tipos de tecnologías, sistemas de calefacción de respuesta instantánea, y equipos de renovación de aire interior,  descentralizados y sin conductos.

En el área de la calefacción, se detallan las ventajas de los intercambiadores de calor Low-H2O, que  transfieren el calor hasta nueve veces más rápido. De esta forma, una instalación de estas características consume entre un 10 y un 15% menos energía que una instalación con radiadores convencionales, ya que alcanzan la temperatura deseada en márgenes de tiempo muy cortos, lo que evita pérdidas de calor innecesarias. Precisamente en hoteles, cuya principal característica es la ocupación variable de sus instalaciones, los ahorros pueden ser mayores.

Estos equipos son ideales como complemento a las bombas de calor, calderas de condensación y  sistemas solares, donde los ahorros se disparan, ya que aumentan hasta en un 300% la emisión de calor.

En cuanto a los equipos de renovación de aire interior independientes, se presentan soluciones en las que Jaga es líder en el mercado y uno de los pocos fabricantes a nivel mundial.  Actualmente, la calidad de aire interior en muchos establecimientos no cumple con las exigencias establecidas por las normativas que regulan esta materia, lo que se refleja en menores niveles de confort para los clientes. Las unidades de renovación de aire de Jaga palian estos inconvenientes, ya que pueden instalarse estos equipos autónomos de forma independiente o combinados con los emisores Low-H2O o fancoils. 

Estos equipos toman el aire directamente del exterior y lo introducen en la habitación filtrando tanto el polvo y polen como el ruido externo, pudiéndose utilizar también como sistema de refrescamiento nocturno en verano.

Los sistemas de calefacción y de renovación del aire incluidos en esta guía técnica contribuyen a optimizar el circuito del calor eficiente, es decir, el proceso desde que se genera hasta que se emite el calor, en el que cada pieza del eslabón, desde la generación hasta la emisión, aprovecha al máximo el rendimiento potencial de estos equipos.

Óscar Alonso, Sostenibilidad y Eficiencia Energética
Instituto Tecnológico Hotelero (ITH)
@ithotelero

 

Para obtener una copia del informe, descárgalo en formato PDF:

pdf-downMemoria Técnica de Calor Eficiente y Calidad del Aire

ITH analiza el Plan PIMASOL

El Plan PIMASOL, a fondo

Los detalles del muy anticipado proyecto del gobierno, el Plan PIMASOL, finalmente se han dado a conocer a principios de este mes, tras la publicación del Real Decreto RD 635/2013 que los recoge. Tal y como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha revelado, el Plan PIMASOL incluye un procedimiento de compra de créditos de carbono de sectores no sujetos al comercio de derechos de emisión, en concreto hoteles, generados por reducción de emisiones por proyectos de inversión. La compra de los créditos de carbono se realizará a través del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2).

 

Es importante subrayar que PIMASOL no es sólo un plan de compra de emisiones de CO2 para hoteles, de hecho, ésta es posiblemente el aspecto más secundario de este programa. Lo relevante de PIMASOL es que es un plan destinado a promover y financiar la adopción de medidas de eficiencia energética para los alojamientos españoles, en dos frentes: la mejora de sus instalaciones a partir de un proyecto de eficiencia energética global, cuyo objetivo es incrementar su nivel de eficiencia energética según los criterios de clasificación CE3/CEX3 en, al menos, dos letras; y la reducción de emisiones, que resulta de la adopción de estas medidas, y que se incentiva mediante la ya citada compra de emisiones.

 

Una iniciativa bienvenida, aunque mejorable

Como explica el director general del Instituto Tecnológico Hotelero, Álvaro Carrillo de Albornoz, “es siempre positivo que la administración pública contribuya con el esfuerzo que el sector hotelero español está haciendo para ser más eficiente y sostenible, aunque es importante que, a la hora de diseñar este tipo de planes y, sobre todo, de determinar sus condicionantes, se cuente con la opinión del sector”. Se trata, según sus palabras, de “responder a las necesidades de los hoteles españoles, en su gran mayoría pymes y hoteles independientes, poniendo en marcha planes que tengan un alcance amplio”; y es que, a pesar de que PIMASOL “es una iniciativa ambiciosa, es mejorable en algunos aspectos”, apunta.

Por ejemplo, Carrillo de Albornoz considera que “los incentivos a la reducción de emisiones son un aliciente menor, especialmente si se ponen en el contexto de la inversión que un hotel debe asumir para cumplir con los requisitos exigidos, de forma que puedan ser adquiridas”. Hablamos de invertir “cientos de miles, incluso millones de euros, para que compren emisiones por valor de 10.000 euros de media”, recalca.

Precisamente a este respecto, y tomando en cuenta tanto la cuantía como los límites de financiación a las medidas, “la complejidad de algunos requisitos y las garantías exigidas, nos hace temer que, al final, sean pocos los hoteles que puedan beneficiarse de estas ayudas, tal y como sucede con otros planes similares como Jessica-FIDAE y las líneas de crédito del ICO”, señaló. Por lo tanto, para ampliar el alcance de este plan, sería recomendable “que se incluya la opción de financiar actuaciones parciales recogidas dentro del plan integral presentado al MAGRAMA, de forma que más hoteles con niveles de inversión limitados en el tiempo puedan acceder a estas líneas de crédito”.

El director general de ITH reflexiona sobre la paradoja entre el alcance de la financiación y las dimensiones de los hoteles que son susceptibles de ser beneficiarios de este plan. “Si más del 70 por ciento del sector hotelero en España son pymes y hoteles independientes, con dificultades para financiar tanto sus operaciones como obras de mejora y actualización de sus instalaciones, las administraciones públicas deben tener en cuenta este factor para adaptar los requerimientos, condiciones y ayudas a la realidad de la hotelería española”, señala Carrillo de Albornoz. Según su opinión, “es imprescindible, en cualquier caso, conocer con exactitud las condiciones y garantías que el Banco Santander, que gestionará las líneas de crédito, pedirá a los hoteles solicitantes para evaluar su alcance y saber cuántos hoteles podrán beneficiarse”.

No obstante, “es una buena noticia para los hoteles españoles, que podrán, a la luz de este plan, estudiar e incorporar medidas concretas en materia de eficiencia energética que, independientemente de que redunden o no en la compra de emisiones de CO2, contribuirán a mejorar sus niveles de eficiencia energética, y por consiguiente, supondrá ahorros considerables en esta partida, que en algunos hoteles es la segunda más importante tras los costes de personal”, concluye el director general de ITH.

pdf-downDescarga el análisis completo sobre el plan PIMASOL

Items de portfolio