Entradas

El Hotel Curious abre la “Habitación Invisible”

El Hotel Curious y el Hostal Mare Nostrum han creado recientemente la “Habitación Invisible”, una iniciativa que forma parte de la campaña Hotel Invisible impulsada por la Fundación IReS, que trabaja desde 1969 en la atención social, psicológica y educativa de colectivos vulnerables en Barcelona.

Esta campaña solidaria nació con el propósito de recaudar fondos para ayudar a las personas que viven situaciones de pobreza, violencia, carencia de oportunidades y desamparo, y darles mayor visibilidad. Cada habitación solidaria de esta campaña es un reflejo de la parte más invisible de la exclusión social.

Ambos alojamientos han seleccionado una de sus habitaciones, designándola “la Habitación Invisible”, con la finalidad de destinar parte de los beneficios de dicha habitación a la Fundación IReS, ayudando con ello a generar un futuro nuevo a los colectivos más vulnerables. Así lo informa el cartel que han colocado en la puerta y el material informativo que los clientes encuentran dentro de las habitaciones.

Esta iniciativa, englobada dentro del programa de Responsabilidad Social Corporativa de Hotel Curious, responde a una filosofía de sensibilidad con el entorno cultural y social, que está en el ADN de este socio hotelero de ITH. Así, todas las acciones que llevan a cabo están dirigidas a facilitar que tanto el cliente interno como el externo conozcan el barrio y el comercio local en el que se sitúan, estableciendo un vínculo entre el cliente y el entorno.

 

 

Premios RSC, Responsabilidad Social Corporativa

Premio RSC Hotelera: presenta tu candidatura

Este reconocimiento de Responsabilidad Social Corporativa se entregará en el Congreso de Hoteleros Españoles que se celebrará en Salamanca

Madrid, 08-09-2016.- Fundación InterMundial Seguros abre el plazo de inscripción de la 3ª edición del Premio RSC Hotelera. El galardón se entregará durante el Congreso de Hoteleros Españoles de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que se celebrará en Salamanca del 16 al 18 de noviembre, y este año introduce como novedad la posibilidad de participar en tres categorías diferentes.

El Premio RSC Hotelera es una iniciativa de Fundación InterMundial Seguros, junto a Tourism&Law y a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que surge en 2012 con el objetivo de reconocer el esfuerzo realizado por los hoteles españoles en materia de Responsabilidad Social Corporativa.

El Premio se convoca cada dos años, coincidiendo con la celebración del Congreso de Hoteleros Españoles de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que este año se realizará en Salamanca del 16 al 18 de noviembre. En su tercera edición se quiere poner de relieve la implicación de los establecimientos hoteleros con el medioambiente, la sociedad y el crecimiento sostenible de la empresa. Por eso, se introducen tres categorías bien diferenciadas que se corresponden con los tres ámbitos de acción de la Responsabilidad Social Corporativa: medioambiental, social y económica.

“En unos años de recuperación para el sector turístico, este premio es un reconocimiento a una gestión empresarial sostenible y responsable”, explica Manuel López, patrono de la Fundación InterMundial Seguros. “El Turismo es un sector cuyo compromiso con el entorno debe ser casi una exigencia, y es importante poner en valor aquellas empresas que llevan este compromiso a niveles de excelencia”.
Se podrán inscribir en el premio todos aquellos hoteles que hayan implementado políticas socialmente responsables en los últimos dos años y que estén asociados a alguna federación o asociación miembro de CEHAT. Las inscripciones deberán realizarse de forma telemática a través del formulario incluido en la página web del Premio: premiorschoteles.com/.

El plazo de inscripción comenzó el martes 6 de septiembre y concluye el domingo 23 de octubre de 2016.

Premiados I Premio RSC Hotelera (2012)

  • Ilunion Hoteles (1er Premio)
  • NH Hoteles (2º Premio)
  • The Westin Valencia (3er Premio)

Premiados II Premio RSC Hotelera (2014)

  • Hotel Cordial Mogán Playa
  • Hotel Barcelona Princess
  • Hotel Fuerte El Rompido

Sostenibilidad en hoteles, una filosofía de negocio

A la hora de definir  la sostenibilidad, en muchas ocasiones la conectamos con el ahorro energético. Nos referimos a medidas de eficiencia energética, reducción de consumos de agua, electricidad o gas, iluminación eficiente, instalaciones inteligentes, etc. Pero, ¿es realmente eso lo que implica el término sostenibilidad? La respuesta rotunda es no.

Cada vez hay más consciencia de la amplitud del término sostenibilidad, pero todavía existe mucha confusión al respecto. Cuando hablamos de sostenibilidad estamos hablando de eficiencia, pero también de responsabilidad corporativa, de compromiso social y local, de accesibilidad, etc.

Hay iniciativas en este sentido con las que se están logrando importantes cambios. Ilunion Hotels, por ejemplo, basa en este tipo de concepto su diferenciación  afirmando distinguirse del resto por su compromiso con las personas, sello de las empresas de la ONCE y su Fundación. Otras grandes cadenas, como Meliá Hotels International o NH Hotels contemplan la sostenibilidad dentro de su estrategia de negocio. En el caso de Meliá Hotels International apuntan a que la pérdida de la identidad cultural de un destino puede desembocar en la disminución de su atractivo turístico al desaparecer la singularidad que lo hace único. “Además, la existencia de bolsas de pobreza en comunidades en las que estamos presentes es una realidad. Procurar la mejora de estas situaciones es una obligación que debemos cumplir, frente a nuestros empleados, nuestros clientes y la sociedad”. La compañía afirma trabajar desde tres pilares: el medioambiente, el compromiso social y la cultura.

Por su parte, desde NH Hoteles afirman que su misión es consolidar una cultura de responsabilidad en todos los niveles que les permita ofrecer servicios sostenibles y excelentes. La orientación a las personas, la incorporación de la innovación para adelantarse a las necesidades de sus clientes, fomentar la responsabilidad medioambiental y dar sentido al negocio de manera que se ejecuten las acciones necesarias en coherencia con la estrategia, sus principios éticos y la responsabilidad para asegurar la viabilidad económica, la rentabilidad y la financiación de la compañía en el futuro, son algunos de los valores que incluye la cadena en este sentido.

Sostenibilidad para grandes y pequeños

Pero también compañías más pequeñas y pequeños empresarios están apostando por el desarrollo sostenible.

Jairo González, CEO de Sidorme Hotels, afirma la sostenibilidad está en el ADN de la cadena. “En cada momento intentamos poner la tecnología en el hotel que más se adapte a su ubicación”, explica, afirmando que por la propia concepción de la cadena somos muy eficientes a la hora de reducir la huella que el huésped que se queda en Sidorme deja. “Queremos que el consumo sea mínimo, pero nunca a cambio de sacrificar el confort del huésped. Y yo creo que lo estamos consiguiendo”.

Otro ejemplo lo tenemos en el Hostal Grau de Barcelona, que se posiciona como hotel 100% sostenible. Este establecimiento fue rehabilitado en 2012 usando en todo el proceso elementos libres de compuestos orgánicos volátiles (COV). Mónica Vallejo, propietaria del establecimiento, explica que las camas están hechas a mano, todos sus muebles son recuperados y muchos provienen de la propia familia Grau.

También en Barcelona encontramos el alojamiento Twentytú, que se autodefine como un “eco-hotel friendly”. Ignais Uñó, administrador de Twentytú Hi-Tech Hostel, explica que además de apostar decididamente por la eficiencia energética en forma de reducción de emisiones o ahorro de recursos y de su promoción por el talento local, el establecimiento está inmerso en otros proyectos que demuestran el compromiso con su entorno. Han impulsado iniciativas con el mundo universitario y el tejido empresarial de la ciudad, así como organizando actividades para el fomento de la cultura y la gastronomía local, como la promoción de la plataforma “Poble Nou Urban District” para la difusión de la historia, el arte y la cultura del barrio. Entre otras acciones, también participan desde hace tres años en una iniciativa promovida desde una empresa constituida por cuatro jóvenes emprendedores, Bcn Moments, en la que acoge a los jóvenes con las 20 mejores notas de selectividad de Cataluña y, estando alojados en el hostel, visitan algunas de las empresas más punteras de la ciudad. “En toda esta carta de actividades que puede parecer que nos desvían del negocio original, para el Twentytú es primordial fomentar e integrar programas de ayuda social a los más desfavorecidos. Desde hace unos años colaboramos con Business with value para la integración en el mundo laboral de personas discapacitadas”. En este sentido la compañía ha puesto en marcha lo que ha denominado “tasa solidaria” de ayuda a la infancia, mediante la cual se destina un euro de cada reserva a colaborar con la fundación IReS, Make-A-Wish Spain o el Hospital Sant Joan de Déu, a elección del cliente. “Esto nos permite dar a conocer la labor de las tres organizaciones e implicar a los turistas, llegando incluso a recibir peticiones de estos para conocer más a fondo la causa con la que colaboran. Un primer paso que quiere ser el inicio de una colaboración de forma permanente y lo más importante, nos puede ayudar a implicar a otras empresas de nuestro entorno a poner su grano de arena”, explica Uñó.

Compromiso social

Otra empresa comprometida con la sostenibilidad es Artiem Hotels. Su presidente, José Guillermo Díaz-Montañés, preguntado por la estrategia que desarrollan en este sentido afirma: “Nosotros pensamos que trabajar para lograr la prosperidad de todos los stakeholders con los que nos relacionamos no es sólo nuestra responsabilidad como empresa, sino una forma de lograr ventajas competitivas sostenibles y duraderas. Este convencimiento es lo que tratamos de llevar a la práctica en todas nuestras decisiones y actuaciones”.

Como ejemplo de colaboración que además traspasa las fronteras encontramos el caso de Bed4U y su implicación en el proyecto solidario One two… Tree!, una organización sin ánimo de lucro que apuesta por la educación como clave del impulso del sector turístico y de la infraestructura económica de Nicaragua. La cadena se sumó a la iniciativa y una de sus directoras de hotel, Laura Ruiz, se trasladó al país para formar a los adultos. Además, el papel de Bed4U Hotels se centró también en la difusión del proyecto solidario, en facilitar material didáctico específico para los cursos a impartir y en apoyo económico. Otro de los proyectos lanzados por Bed4U Hotels en colaboración con la CEAFA es “Habitación Solidaria con el Alzheimer”, de manera que por cada reserva en este tipo de habitación, Bed4U Hotels aportará un donativo de 2 euros al día.

Estos son solo algunos ejemplos de diferentes iniciativas que van desde medidas para ser más eficientes en el consumo de energía, a otras enfocadas a fomentar la responsabilidad social corporativa y proyectos para impulsar la solidaridad, pero cada vez surgen más propuestas en este sentido que son bien acogidas en el sector.

Como afirma Juan Molas, presidente de la CEHAT y del ITH, la sostenibilidad tiene que dejar de ser una asignatura pendiente para convertirse en una realidad en la filosofía de los hoteles actuales y futuros.

Paula Pielfort Asquerino
Jefa de Comunicación, ITH
@PaulaPielfort

 

FiturGreen analiza el papel que juegan empresas y administraciones en el desarrollo sostenible

Durante el foro organizado por ITH y OMT se debatió también sobre el retorno comercial de la sostenibilidad

Madrid, 29-01-2016.- La VII edición del Foro de Turismo Sostenible FiturGreen abrió sus puertas el miércoles 20 de enero de 2016, cuya inauguración fue llevada a cabo por Alvaro Carrillo de Albornoz, director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), y por Márcio Favilla, director ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) para los programas operativos y Relaciones Institucionales, que expresó que “a medida que el turismo es una fuerza del bien, tenemos que garantizar la promoción y el desarrollo del turismo sostenible, resistente y responsable, que requiere visión, innovación, planificación correcta, buena gestión, seguimiento sonido y la inclusión de todas las partes interesadas pertinentes, incluyendo consumidores”.

La OMT y sus socios del proyecto NEZEH, aprovecharon el marco de FiturGreen para llevar a cabo en la primera jornada del foro la Conferencia Internacional NEZEH. Hoteles de energía casi nula, el potencial para el cambio.

Los próximos 15 años serán conducidos por los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los resultados de la COP21. En su discurso bajo el título “Turismo para el desarrollo sostenible”, Joan Abad,subdirector general de Ordenación Turística de la Generalitat de Cataluña, enmarcó el papel del sector turístico en este contexto y reflexionó sobre cómo esto afecta a la industria del turismo y alojamiento. Para Joan Abad, lo más importante es el apoyo al modelo turístico sostenible. La clave de este modelo está en atraer al nuevo perfil de turista, aquel que escoge un turismo de calidad ambiental y social.

Se abordó la primera sesión con el título “Convertirse en Hotel de Consumo Casi Nulo… ¡Prepararse y empezar!”. En ella, Nigel Claridge, asesor principal de la UE, en la gestión de financiación de proyectos e Innovación Sostenible, moderó la intervención de los distintos participantes que presentaron dos de los pasos principales a tener en cuenta al participar en un proyecto neZEH: el plan de despliegue para la renovación y la financiación del mismo.

FiturGreen 2

La segunda sesión denominada “Innovando para una Industria de Alojamiento 3.0”, moderada por Rodrigo Morell, director general de CREARA, partió del planteamiento de que la mayoría de los hoteles de Europa no tienen el conocimiento o el know-how técnico para definir por sí solos el mejor plan de renovación. A través de la intervención de los distintos ponentes, entre ellos Alvaro Carrillo de Albornoz, director general del ITH, se trató de arrojar algo de luz sobre lo que ya se está haciendo, dónde buscar ayuda y llamar la atención de los fabricantes de tecnología sobre este nuevo mercado potencial.

Cristina Núñez, coordinadora de NECSTouR, moderó de la tercera y última sesión de la conferencia titulada “La información es poder – ¡todos tenemos un papel que jugar!”, que se centró específicamente en la forma en que la falta de información adecuada puede obstaculizar los esfuerzos de la industria del alojamiento y en cómo cambiar la tendencia.

Zoritsa Urosevic, representante ante las Naciones Unidas en Ginebra de la OMT, cerró la conferencia con las conclusiones obtenidas en la misma.

 

El retorno comercial de la sostenibilidad

El jueves 21 de enero bajo el lema, “El retorno comercial de la sostenibilidad” comenzó la segunda jornada de FiturGreen, presentada por David Hernández, director de la revista Energía de Hoy. En el primer panel temático del día, “Implicarse en la sostenibilidad del destino ¿De quién depende?”, Fernando Porto, consejero delegado de PortBlue Hotels & Resorts, presentó un ejemplo de colaboración público–privada desarrollado por el Hotel Club Pollentia Resort, ubicado en Alcudia (Mallorca). Este establecimiento llevó a cabo un proceso de armonización e integración estricta en el paisaje a través de un convenio con la Conselleria de Medio Ambiente de Baleares para la mejora y promoción del espacio natural de la Reserva Natural de l’ Albufereta, humedal ubicado junto al establecimiento y catalogado como espacio protegido en la Red Natura 2000.

En la mesa debate que tuvo a continuación, moderada por Luigi Cabrini, presidente de Global Sustainable Tourism Council, se analizó el papel de las Administraciones frente a las empresas privadas del sector turístico, para determinar quién debe liderar la consecución de un destino turístico sostenible. Se contó con la representación de la Dirección Gral. de Espacios Naturales y Biodiversidad de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Govern Balear, de la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana HOSBEC, la iniciativa Car2Go de movilidad eléctrica en las ciudades y el Observatorio de Turismo Responsable y RSE de la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi. En esta mesa se manifestó la necesidad de una colaboración público-privada a varios niveles (nacional, de destino, provincias, ayuntamientos etc.), en la que el rol del sector público no es necesariamente el de acordar subvenciones, sino el de crear las condiciones adecuadas para que la empresa pueda operar e innovar.

Jeremy Smith, co-fundador de y editor de Travindy.com y colaborador del  World Travel and Tourism Council’s y comunicador especializado en turismo responsable, fue el responsable de abrir el segundo panel de la jornada “Estrategia sostenible para lograr resultados”. En su ponencia dio respuesta a las preguntas clave en relación a la sostenibilidad y turismo: “¿Tiene sentido económico el turismo responsable?“, “¿ayuda la sostenibilidad a las empresas turísticas?”.

A continuación tuvo lugar una mesa debate, moderada por Luis Ortega Cobo de IHP (International Hospitality Projects), en la que se evaluó el retorno comercial de la sostenibilidad, tanto en las empresas turísticas, como en los destinos que ya llevan aplicando este concepto desde hace tiempo. Participaron representantes de hoteles nacionales (Fuerte Hoteles y Red de Hoteles Sostenibles de Baleares) e internacionales (BioHotel Organic Suites de Colombia), la Isla de Lanzarote como destino turístico y el Instituto de Turismo Responsable. Todos los presentes concluyeron que es indudable que la apuesta por la sostenibilidad es rentable.

Multitud de estudios reflejan como el sector hotelero está avanzando en esta materia, impulsado tanto por los clientes, como por los turoperadores, pero sobre todo por la propia necesidad que tienen los hoteles de mejorar su competitividad.

Por la tarde tuvo lugar el workshop con la “II Reunión del Club de Tendencias en Sostenibilidad y  Eficiencia Energética THINKTUR / ITH”, el grupo de trabajo formado por 16 profesionales seleccionados dentro del área técnica y mantenimiento de distintas cadenas hoteleras y hoteles individuales.

La última jornada de FiturGreen, celebrada el viernes 22 de enero con el lema “Las renovables como motor sostenible del turismo”, fue presentada por Javier Monforte, redactor jefe de la revista Energía de Hoy.

La jornada planteó cómo se está abordando la dificultad o el avance de la introducción de las energías renovables en el sector turístico y se analizaron normativas que se están aplicando, valorándose la idoneidad de unas u otras en función de la actividad, el entorno, etc.  Para ello, se comenzó con la exposición de dos casos de éxito planteados desde un establecimiento turístico situado en el Parque Nacional de Cabañeros, El Refugio de Cristal (una casa rural bioclimática y sostenible) y desde un destino, la Isla del Hierro.

Juan Pedro Sánchez, vicepresidente del Cabildo Insular de El Hierro y consejero delegado de Gorona del Viento, expuso cómo El Hierro consume y produce energía 100% renovable, convirtiéndose en una isla limpia, sostenible, con un turismo de calidad, respeto por el medio ambiente y en contacto con la naturaleza.

En la mesa debate que tuvo lugar a continuación, moderada por Carlos Molina, redactor de la sección de Economía del periódico Cinco Días, en la que se intentó dar respuesta entre todos los participantes al planteamiento general de la mesa: “Las energías renovables como motor sostenible del Turismo”. La conclusión obtenida fue que el principal obstáculo para el desarrollo de las energías renovables es cultural y legislativo. Se contó con la participación de Rosario Heras (Ciemat) quien subrayó la falta de cultura ligada al ahorro energético. También participaron José Luis Egido, de Hosbec y Cipriano Marín, de Renforus, y se concluyó que los incentivos, especialmente los fiscales, son los que marcan las apuestas de las empresas por el desarrollo tecnológico y la implantación de renovable.

La jornada concluyó con una activa participación por parte del público asistente, que formuló numerosas preguntas a los ponentes, finalizando así la VII edición del Foro de Sostenibilidad y Turismo FiturGreen.

#FiturGreen2016

 

Para más información:
Paula Pielfort Asquerino, responsable de Comunicación
Telf. 91 417 12 46
ppielfort@ithotelero.com

RSC en hoteles: ¿puede el turismo ser un negocio responsable?

¿Es la responsabilidad social corporativa una filosofía de gestión sólo accesible a las grandes corporaciones? ¿Ser socialmente responsable es un costo o una inversión? ¿Pueden las pymes ser empresas socialmente responsables? Estas y otras preguntas son respondidas en este artículo por el experto en gestión hotelera Sacha Bernal, que repasa las múltiples ventajas que para la empresa, los trabajadores, los consumidores y la sociedad en general tienen las políticas de RSC en la industria hotelera y turística.

 

La responsabilidad social corporativa (RSC) y su nivel de implementación son, hoy por hoy, una de las principales medidas de rendimiento global de una empresa y, además, también tiene un impacto significativo en el rendimiento en bolsa y en el beneplácito de inversores, propietarios, patrocinadores y la comunidad financiera.

Los efectos de la RSC en diversas áreas del negocio muestran que, cada vez más, es importante tener una estrategia de gestión responsable, ligada al marco reconocido de la ISO26000 sobre Responsabilidad Social de las empresas. El crecimiento sostenible se ha vuelto un requisito central para la mayoría de los consumidores y una gran mayoría de ellos quieren saber que su dinero va a parar a una empresa que incorpora valores alineados con esa filosofía como base de su funcionamiento. La necesidad de tener un ecosistema sano pone a todas las organizaciones bajo mayor escrutinio de los actores principales.

Pero, ¿Qué es la RSC? ¿Cómo pueden los hoteles implantar una estrategia de gestión responsable? Estas dos preguntas son claves para demostrar que, como toda filosofía de gestión, la RSC no es terreno vedado sólo a las “corporaciones”, sino que también está al alcance de cualquier hotel o pyme, y que sus beneficios son amplios y medibles, tanto para la empresa como para los trabajadores, los consumidores y la sociedad en general.

 

Definiendo la RSC

La Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa es un sistema de gestión que tiene como objetivo que las empresas contribuyan activa y voluntariamente a la mejora social, económica y ambiental, generalmente para mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor añadido. La RSC comprende siete grandes bloques: Derechos Humanos, Prácticas Operativas Justas y Transparentes, Involucración Comunitaria y Desarrollo, Prácticas Laborales, Temas de los Consumidores, El Medio Ambiente y la Gestión Organizativa.

Esta definición se traduce en que una estrategia de RSC implica “hacer lo correcto” y además, no es un “programa” independiente de la operación diaria, sino una forma de gestión que afecta a toda la operativa y a la estrategia de las empresas, razón por la que la RSC es compatible con organizaciones de todas las dimensiones y tamaños. Si bien es cierto que muchas actividades vinculadas a la RSC envuelven actividades comunitarias, voluntariado social, patrocinio, recaudación de fondos por alguna causa concreta, también lo es que una estrategia de RSC toca el corazón de la actividad empresarial, en tanto que la visión, principios y forma de trabajar deben estar alineados. Las decisiones de negocio y las políticas sociales deben seguir un principio de valor compartido.

 

ISO 26000

Gráfico que resume la ISO 26000 de RSC, guía que establece líneas en esta materia a partir de los criterios de la Organización Internacional para la Estandarización.

 

Implementar una estrategia de RSC empieza con definir la visión estratégica de la empresa, lo que permite asumir un compromiso público sobre cómo la producción de bienes y la prestación de servicios van a contribuir a un crecimiento sostenible del sector al que pertenece. El diseño de esta visión estratégica, fundamental para construir una operativa eficiente y efectiva, es un requisito que no todas las empresas y hoteles, independientemente de su tamaño, han completado.

Una política efectiva de RSC requiere de una gestión incluyente, en la que todos los miembros del equipo participen en el desarrollo de nuevas ideas y en la toma de decisiones, lo que no sólo mejora su desempeño y sentido de pertenencia, sino que también abren espacios para la innovación, para ser más competitivos y para crecer de forma sostenible.

En este sentido, los casos de implantación de RSC de empresas de diversas dimensiones demuestran que las primeras fases de implantación y desarrollo de una estrategia de gestión responsable se caracterizan por ser Reactivas, es decir, se actúa sobre necesidades que evitan perjuicios mayores a la sociedad; y posteriormente, la gestión y la estrategia evolucionan hacia una RSC Estratégica, capaz de reforzar la operativa, los resultados y la visión de futuro de la empresa desde un enfoque de progreso social y de beneficio común.

 

RSC en hoteles: desafíos y ventajas

Los hoteles ofrecen muchas oportunidades para desarrollar iniciativas reactivas y estratégicas de RSC, en todas sus áreas de negocio. Tanto si la fase de desarrollo de la RSC es Reactiva o es Estratégica, es fundamental identificar los puntos de intersección entre el negocio y la sociedad y saber escoger qué problema social se debe abordar. Estos puntos y actuaciones pueden ser genéricos, pero deben tener un impacto concreto en la cadena de valor o de una dimensión social de contexto competitivo.

Por ejemplo, la Dirección puede establecer relaciones con entidades locales cuya misión se alinee con los objetivos sociales del hotel y que tengan un impacto positivo en la comercialización del destino; los Departamentos de Recursos Humanos pueden desarrollar actividades que acerquen a los empleados al entorno social, poner en marcha iniciativas que mejoren el clima laboral, la cohesión, la formación y el trabajo en equipo de todos los empleados, lo que tiene un impacto claro en el nivel de compromiso del empleado con la compañía; las áreas de Finanzas y Administración pueden asegurar el beneficio fiscal de aportaciones voluntarias, donaciones, etc. y asegurar la transparencia y funcionamiento ético de la empresa.

Por su parte, las áreas de Ventas y Marketing pueden poner en marcha acciones comerciales o de promoción que contribuyan a causas sociales o medioambientales, participar en actividades comunitarias o apoyar iniciativas económicas locales; los responsables de Operaciones pueden diseñar políticas de gestión responsable de los recursos como el agua y la energía, de gestión de residuos, participar en pilotos que permitan probar nuevos equipos o estrategias más eficientes; el departamento de Alimentación y Bebidas puede fomentar el uso de productos locales y libres de sustancias nocivas para el consumidor y el medio ambiente, crear programas de alimentación sana y contribuir con donaciones a bancos de alimentos locales y otras iniciativas similares; mientras que los responsables de Relaciones Públicas y Comunicación pueden apoyar acciones de promoción de bienes culturales, educativos, y de interés turístico a través de actividades destinadas a clientes o empleados, o con acciones de información y sensibilización. Las posibilidades son infinitas, y sólo requieren tener claros los objetivos de negocio, la contribución del hotel en el marco de su acción empresarial, y los recursos que se quieren dedicar.

 

De los beneficios económicos a la reputación corporativa

La RSC no es sólo filantropía, de hecho, una buena política de RSC debe trabajar sobre una visión global, que abarca a toda la cadena de valor, desde las actividades y procesos operativos, la creación de equipo de trabajo, hasta las relaciones con terceros, sean proveedores, socios o consumidores, que contribuyan al bien común y a los beneficios económicos y sociales.

Desde el punto de vista de la gestión del talento, la RSC mejora la lealtad, la moral y la satisfacción general en el trabajo, y por lo tanto, la motivación y productividad de los equipos; además, la calidad de la contratación y la retención de talento.

En todo caso, el diseño de actividades de RSC siempre debe acompañar o apoyar las actividades operativas del negocio y deben aportar beneficio a la actividad empresarial: por ejemplo, en el caso de un hotel que decidió contribuir a la comunidad local ofreciendo el almuerzo de Navidad a una asociación de discapacitados.

Esta acción puntual se convirtió en un evento anual, con una participación institucional y un impacto mediático destacado, en el que el hotel proporcionaba los espacios y los alimentos y bebidas; mientras que los cocineros y camareros colaboraron con horas de voluntariado. Entre los beneficios más destacados de la colaboración establecida con la asociación están el cumplimiento de la legislación en materia laboral y de instalaciones en la materia; la mejora de su reputación corporativa y el compromiso de los trabajadores, convirtiéndoles en referentes de integración laboral y capacitación para discapacitados; el incremento de las bonificaciones de la Tesorería de la Seguridad Social, y su consecuente reducción de costes operativos, y el acceso a productos elaborados por la asociación a precio reducido, que se emplean como atenciones a los clientes o como productos de consumo local.

De este caso se desprende, además, que la RSC debe ir acompañada de una buena estrategia de comunicación, tanto interna como externa, que garantice el reconocimiento y el impacto social de las iniciativas, y explique a los grupos de interés cómo, dónde y cuánto están aportando y poder valorar su éxito.

Precisamente, la trazabilidad y la medición de resultados de una gestión responsable es un debate vivo. Comprender el impacto de cada acción supone definir los criterios que se deben evaluar, el punto de partida y los objetivos que se quieren alcanzar. No obstante, más importante que medir la RSC, debe ser el compromiso de una gestión responsable, que debe estar integrada en el negocio, y que en tanto que beneficie al entorno en el que la empresa opera, mejorará sus resultados.

 

 

Sacha Bernal Coates

Experto en Gestión Hotelera