Entradas

Los 3 beneficios más importantes que tiene un Business Intelligence para hoteles

Tenemos claro que los datos son importantes. Tenemos claro que el control de esos datos es clave. ¿Pero sabemos realmente por qué lo es tanto? ¿Conocemos qué beneficios reales tiene una herramienta de Business Intelligence dentro de nuestro establecimiento hotelero o cadena?

Noray nos enumera los 3 beneficios principales en los que se traduce poner en marcha de forma efectiva un cuadro de mandos hotelero, aunque como verás, todos ellos van a llevar a uno común: aumento de beneficios.

  1. CONTROL – Mayor control de los datos, de nuestro negocio

El primer beneficio rápido y directo que obtenemos al poner en marcha un BI, es la disponibilidad de los datos. Pasamos de disponer de información fragmentada, por departamentos, que cuesta obtenerla y recopilarla, compararla con otros períodos, etc. a tenerla toda en la palma de nuestra mano dispuesta para su análisis. Pasamos de no saber muy bien qué medir, a tener un mayor control de todos los departamentos del hotel a través de KPI clave: tenemos todo disponible pero además tenemos la ventaja de que hemos previamente filtrado solamente lo que de verdad nos interesa.

Ya no habla cada departamento su lenguaje, todos se rigen bajo un denominador común, los indicadores clave. Además, no obtenemos solamente una foto de la situación actual: obtenemos una foto dinámica (podemos profundizar en ello tanto como queramos, compararlo con otros períodos de tiempo, con nuestra competencia, etc.) de cómo estábamos, cómo estamos ahora y lo más interesante de todo: cómo podríamos estar más adelante en función de los datos que tenemos.

  1. EFICIENCIA – Mejor poder de reacción

Tradicionalmente obtener la información nos llevaba tiempo, y cuando la teníamos disponible, ya no estábamos hablando de los datos de hoy, sino de ayer. Con nuestra nueva herramienta de Business Intelligence ahora nos ahorramos el tiempo de preparación de informes: no le preguntamos a nadie por la información, la información está siempre disponible, en cualquier momento y lugar. Además, es justamente la que necesitamos, ni más, ni menos. Y algo muy importante: como tenemos la información siempre disponible, podemos tomar decisiones proactivas y no reactivas, nos podemos anticipar a lo que venga.

Las nuevas tecnologías nos permiten que, además de tener la información cómo y cuándo la queremos, podemos tenerla dónde la queramos: en nuestro smartphone o tablet, incluso estando en una tumbona de nuestro hotel. Podemos controlar nuestro establecimiento o cadena en cualquier lugar. Siempre estaremos informados, preparados para tomar la mejor decisión en el momento más adecuado. De hecho, ni siquiera hará falta que estés atento, ya que podrás activar alertas que te avisen cuándo algo va mal (por ejemplo, cuando la ocupación descienda de un determinado porcentaje). ¿Y si no encontramos un determinado dato y no queremos analizar los informes asociados? No pasa nada, también tienes un buscador que te crea en tiempo real una gráfica con los datos que necesitas. ¿Qué queremos compartir esa gráfica que nos da? Ningún problema, podemos exportarlo a una presentación de PowerPoint y enviarlo por Whatsapp: nuestro BI está preparado para ello.

  1. SEGURIDAD – Toma de decisiones más consciente, segura y eficiente.

Y es que, de repente, la información se vuelve transparente: se acabó el pedir informes mensuales que le costaba a tus mandos intermedios “un ojo de la cara” prepararlos. Ya casi que solamente tienes que analizar los datos y tomar decisiones… ¿o no? Si tienes una herramienta de BI potente, la propia aplicación te ayuda a analizar los KPI. Sí, como lo oyes, ni siquiera eso tienes que hacer ya. Y te aseguro que la aplicación saca unas conclusiones más precisas que tú, aún con todos tus años de experiencia. Solamente dependerá de ti que las medidas que tomes en base a esas conclusiones sean las más adecuadas… ¿pero ahora lo tienes mucho más fácil que antes, verdad?

Tradicionalmente nuestra experiencia era nuestro principal motor de toma de decisiones. “Intuíamos” que haciendo un movimiento X, con unas condiciones Y, obtendríamos un resultado Z. Porque sí, porque lo considerábamos así. Ya no será de esta forma nunca más. La aplicación será la encargada de determinar qué X es más correcto hacer para unas condiciones Y si queremos un resultado Z. ¿Es fiable? Claro que sí, te explico: la aplicación ejecuta dos procesos: un proceso de correlación de datos para darnos una respuesta, que, a su vez, mediante un proceso de aprendizaje (machine learning) va a recuperar lo que “ha memorizado” en anteriores ocasiones para cada vez darte una respuesta más acertada y eficiente.

Como hemos visto, la herramienta (una buena herramienta de BI) debería superar las expectativas de cualquiera desde su primer uso. Solamente queda tener en cuenta algunos factores, como, por ejemplo, que realmente los datos de análisis que tengamos definidos son los correctos, ya que esa será la base del éxito de la herramienta: un Business Intelligence sin un trabajo previo de definición de necesidades de información, KPI y gráficas puede ser un verdadero desastre.

Si quieres saber qué más puede aportarte una herramienta de BI o tienes cualquier duda, solamente tienes que escribir a Miriam Perera: mperera@noray.com e intentará responderte lo antes posible.