Entradas

Google Wallet, ¿Hay negocio P2P en el sector hotelero?

Las últimas actualizaciones de Google Wallet para iOS parecen ir encaminadas hacia un enfoque peer to peer (p2p), el mercado del intercambio de productos y servicios. La pregunta ahora es, ¿aglutinará también el mercado hotelero con una plataforma de consumo que ponga en contacto la oferta y la demanda hotelera?

Vivimos en un entorno en el que muchas tendencias surgen y se consolidan fruto de la llegada de avances tecnológicos compatibles entre sí y que parecen haber nacido para funcionar juntos el uno con el otro. Muchos de estos avances surgen como respuesta a una necesidad y en otras ocasiones vienen a generar esa necesidad o mejoran una tecnología ya existente. Curioso en este sentido es pensar en el orígen de las baterías que usamos a día de hoy en muchos dispositivos prescindiendo de cables de corriente eléctrica. Así Black & Decker no inventó la primera batería para sus herramientas hasta 1961 y gracias a este avance, a día de hoy contamos con esa dependencia casi continua de cargar nuestro smartphone para que no se nos quede sin vida.

Recientemente, he leído sobre la última actualización de Google Wallet para iOS donde se mencionaba una interesante mejora, su enfoque dirigido al mundo peer-to-peer (p2p), o lo que es lo mismo, al mercado del intercambio de productos y servicios. Me resulta muy interesante reflexionar sobre el futuro de esta tendencia que está cada vez más presente y más difundida en todo el mundo y reflexionar sobre los puntos que han contribuido a la dinamización de la misma, básicamente, la mejora de la conectividad y el surgimiento de plataformas que unen la oferta y la demanda dentro del mercado p2p.

Se habla mucho del éxito de los servicios de Google, tanto como se pueda hablar de grandes fracasos, Google Reader, Google Buzz o más recientemente Google Glass. En muchas ocasiones, estos fracasos responden al principio de prueba-error-prueba y así ya se ha empezado a hablar del nuevo proyecto de gafas tecnológicas de Google bajo el nombre, ahora sí, de Project Aura. Parece que la evolución de Google Wallet considera una nueva tendencia de mercado para la que Google quiere jugar un papel importante: la plataforma de pago y quién sabe si en un futuro incluso aglutinar también el mercado con una plataforma de consumo y puesta en contacto de oferta y demanda hotelera. De momento, viene muy al caso leer esta noticia publicada en Tecnohotel: “Adiós Google Hotel Finder, hola Hotel Ads” donde se ve muy a las claras la intención de Google de formar parte de los comercializadores online de hoteles añadiendo a su plataforma la posibilidad de venta directa sin salir de la plataforma, es decir, abriendo la puerta al modelo de adquisición y reserva directa por parte del cliente.

Sea como fuere, y a pesar de los fracasos, creo que cualquiera de nosotros tiene la sensación de que las áreas en la que Google se muestra proactivo, son susceptibles de generar una tendencia de consumo: Google Chrome, Google Maps o Gmail. En parte, gracias al nutrido número de usuarios de servicios con que cuenta ya Google a día de hoy.

Con el nuevo servicio de Google Wallet, los usuarios pueden llevar a cabo pagos p2p y el pago se puede hacer efectivo sacando el dinero a través de una tarjeta de crédito asignada a la cuenta de Google Wallet, o lo que es lo mismo, a tu cuenta de correo electrónico de gmail. Y no solamente cambia el logo, sino que la interface y el nuevo diseño parece de fácil manejo:

Google post Rodrigo

Por si había alguna duda, la compañía de Palo Alto, añade acerca del servicio que “permite enviar dinero desde la tarjeta de crédito o la cuenta bancaria de una forma rápida, fácil y gratuita”. Algo parecido al servicio de Wizzo con que coqueteó BBVA hasta hace cerca de un año y que terminó cerrando con cerca de 30.000 usuarios. Pero claro, aunque la actualización del Google Wallet con servicio p2p sólo está accesible en USA, tampoco parece difícil que en poco tiempo, forme parte de los servicios y aplicaciones de los cientos de millones de usuarios únicos de gmail, o lo que es igualmente significativo, no ofrece dudas que Google quiera formar parte de los actores de un entorno que, como el p2p mueve millones y millones de euros al año en todo el mundo.

Situación actual del sector hotelero frente al mercado p2p

Se habla largo y tendido sobre el impacto de plataformas como Airbnb en el negocio hotelero, básicamente, una plataforma que pone en contacto a propietarios de viviendas o apartamentos turísticos con viajeros que buscan alojamiento fuera del mercado convencional de hotel, hostal, camping, etc. El intercambio en este caso se refiere a un servicio de alojamiento (no reglado en muchas ocasiones) por el que el viajero paga al propietario y la plataforma comisiona por servicio.

La fuerza con la que han crecido plataformas como Airbnb, con un delicado valor en bolsa de más de veinticuatro millones de dólares, viene a constatar una realidad: la relación p2p se está consolidando a pasos agigantados entre los consumidores. Y entre los valores que ofrece destaca fundamentalmente el acceso a bienes o servicios de calidad a un precio reducido (demanda) o la obtención de un extra económico por un servicio no previsto (oferta).

Al mismo tiempo, la naturaleza de lo que puede integrar una relación p2p puede tener muy diferentes orígenes, puede evolucionar en el tiempo y puede o no estar sujeto a intercambio económico. Se comparte música, arte o conocimiento de forma gratuita a través de la red, se comparten servicios domésticos en plataformas como Taskrabbit donde el valor de cambio es el tiempo dedicado a cada tarea, o plataformas que implican el alquiler de algo físico, una bicicleta, un coche o, como hemos comentado, una apartamento o una habitación (incluso de hotel: Drift San Jose).

Pero pensemos en los puntos de la relación p2p ya que cuenta con el mismo principio básico que cualquier relación comercial: una oferta, una demanda y una moneda de cambio. A esta situación comercial, añadámosle una plataforma de tipo tecnológico que, además, une a personas que representan la demanda, con inquietudes y objetivos comunes, por ejemplo, un viaje a un destino concreto donde, por supuesto, hay un hotel, que representa la oferta de alojamiento que satisface a esa demanda y que, para mayor “casualidad” cuenta con una cuenta de gmail, al igual que los dos viajeros, vinculadas todas a una cuenta corriente y una tarjeta de crédito. Bien, ¿y si nos planteamos invertir las tornas y formar parte como hotel de una relación p2p que aprovecha lo último de la tecnología para recibir los pagos a través de Google Wallet y vende las habitaciones del hotel a personas que no se conocen entre sí, representando la oferta en la plataforma? Tampoco debe ser una locura del todo, de hecho ya hay iniciativas como Easynest que trata precisamente este modelo y cuenta con claims tan intencionados como el “¿Por qué pagar por una estancia doble cuando viajas solo?”.

Si ya a día de hoy se comparte coche, viaje, casa, ¿por qué no facilitar compartir también la habitación y acabar con el “doble uso individual (DUI)” garantizando la venta de la habitación?. Ya en el Business Travel Insights: Hotel 360 (2014) se mencionaba que el 18% de los viajeros business considerarían el compartir habitación con otros viajeros por tal de abaratar el precio de la estancia pero en ese mismo informe, se dice que el 54% de los viajeros pertenecientes a la Generación Y (nacidos entre 1980 y 1993 aproximadamente) ven con buenos ojos el compartir habitación con gente que no conocen.

Mientras que  asistimos a nuevas iniciativas que, como Google Wallet, pueden representar el puente entre el actual sistema de pago y sistemas como Bitcoin, que no terminan de consolidarse, o nos planteamos el futuro y formas de pago por NFC con sistemas como Android Marshmallow que seguramente presente también Google junto con el nuevo Nexus el próximo 29 de Septiembre, os invito a que veáis el “inocente” vídeo presentación de la última actualización de Google Wallet, porque como dijo aquél “La vida puede ser maravillosa”:

2015 09 24 video

 

Rodrigo Martínez     
Jefe de Proyectos, Operaciones Hoteleras de ITH
@rodrigoconz