Entradas

Estrategia y enfoque, Cultura y talento, y Transversalidad, principales retos para la implementación de las TIC en pymes y autónomos, según el informe eAPyme 2019

  • Álvaro Carrillo de Albornoz, presidente de eAPyme “Es necesario establecer vías de comunicación directas entre la Administración y los representantes sectoriales para impulsar la transformación digital del tejido empresarial en pymes y autónomos.”
  • Las Pymes y autónomos reconocen la digitalización como un elemento fundamental para la mejora y agilidad de su trabajo, favoreciendo las relaciones con sus clientes.
  • eAPyme ha presentado esta mañana su segundo estudio “Estado de la transformación digital en pymes y autónomos”

La Rioja, 17 de diciembre de 2019 — La directora general de Reindustrialización, Innovación e Internacionalización, Nathalie Beaucourt, ha inaugurado esta mañana la jornada de presentación del informe ‘Transformación digital en las pymes y autónomos españoles 2019’ elaborado por la asociación eAPyme. Beaucourt ha apuntado que “una industria TIC propia, con empresas capaces de satisfacer las necesidades de la digitalización y apostar por el fomento de las tecnologías habilitadoras, es base imprescindible para la innovación y el fortalecimiento de la industria y la región”.

Además, ha destacado la importancia de estudios como el de eAPyme “para conocer la situación de partida, que posteriormente nos permita tomar las decisiones adecuadas y adoptar las medidas, planes o mejoras oportunas y eficientes para fortalecer el tejido empresarial riojano. “De hecho, desde el Gobierno de La Rioja vamos a poner en marcha un sistema de vigilancia tecnológica y de mercados para generar conocimiento, detectar y difundir las mejores oportunidades para la empresa”, ha resaltado, añadiendo que en este terreno, el de la innovación, “sumar tracciones es fundamental y son necesarias todas las patas de la sociedad: administración, empresa, sector del conocimiento y sociedad en general”.

Álvaro Carrillo de Albornoz, presidente de eAPyme, ha apuntado durante su intervención que “existe la necesidad de establecer vías de comunicación estables entre la Administración y los representantes sectoriales del ámbito de la empresa privada, que aportarían información concreta y precisa sobre las necesidades a cubrir por las ayudas y subvenciones convocadas, además de fomentar el mayor calado de éstas, haciéndolas aún más provechosas para el ecosistema empresarial español.”

El estudio, promovido por eAPyme en el que ha colaborado la Agrupación empresarial innovadora del sector TIC de La Rioja, AERTIC, y ha sido patrocinado por la empresa de ciberseguridad TECTECO, complementa los resultados del ‘Informe e-Pyme 2019’ del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI). En él, se recoge la opinión de empresas de cinco sectores clave en la economía española por su desarrollo e impacto en el empleo —alojamientos y hotelero, industria de alimentación y bebidas, actividades logísticas y reparto urbano de mercancías, tecnologías de la información y comunicación, y comercio y servicios profesionales (autónomos)— que pertenecen a la asociación eAPyme, en relación al estado actual de la incorporación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en las empresas, su grado de transformación digital y sus necesidades para lograr una mayor optimización de éstas.

Para Oscar Lobera, consultor de SmartPoint, que ha elaborado el estudio, “las pymes y los autónomos están adoptando las TIC desde un punto de vista estratégico. Son conscientes del valor que aportan a su gestión interna, a su relación con clientes y a su integración con sus proveedores. Sin embargo, siguen enfrentando grandes retos en torno al enfoque, la cultura y el talento y la transversalidad”. Asimismo, el consultor de SmartPoint ha añadido que “el concepto PYME es muy amplio, y sigue habiendo grandes diferencias entre las medianas empresas y las micropymes y autónomos en cuanto a transformación digital”.

 

Ventajas de la inversión en TIC

El informe “Transformación digital en las pymes y autónomos españoles 2019” recalca que, tanto pymes como autónomos, son conscientes de la importancia de las TIC para sus compañías. En este sentido, el estudio da cuenta de que las principales motivaciones de pymes y autónomos para implementar el uso de las TIC en sus compañías son internas, relacionadas con sus clientes y el mercado, relativas a su marca y su comunicación, y a su propio uso, como herramientas de colaboración con terceros, de integración vertical y estratégica.

Desde un punto de vista interno de las compañías, los consultados consideran que el uso de las TIC no solo mejora y facilita su trabajo, sino que, también, agiliza sus procesos y operativas diarias, y, por tanto, favorece su productividad y trazabilidad. En este sentido, este aspecto es crítico para algunos subsectores como el de la industria alimentaria o el de la logística, que plantea la necesidad de automatizar determinados procesos.

Otro aliciente que conciben las empresas acerca del uso de las TIC es que favorecen las relaciones con sus clientes, ya que promueven una comunicación más directa y rápida, y aportan un mayor conocimiento del mercado, de sus segmentos y de su valor potencial. Asimismo, reconocen el valor que añade a su imagen de marca, reputación, posicionamiento y visibilidad.

Un aspecto al que los consultados también hacen referencia, es la formación en competencias digitales para sus empleados. Según éstos, es un factor fundamental para que sus trabajadores generen ventas directas sin necesidad de una intermediación de plataformas tecnológicas y, para que, además, se generen más oportunidades de colaboración entre pymes y autónomos con terceros.

 

Principales barreras y demandas

El informe “Estado de la transformación digital en pymes y autónomos” revela que la oferta, los costes y las necesidades internas de personal y de formación son las principales barreras que afrontan las pymes y autónomos a la hora de implementar las TIC en su modelo de negocio.

Según las pymes y autónomos consultados para el informe, estas dificultades vienen motivadas por la abundante oferta de soluciones existentes, ya que según indican no siempre se adaptan a sus necesidades. Además, éstos señalan la falta de recursos económicos y de personal como otro factor que incide en el proceso de implementación. En este sentido, para revertirlos destacan que son necesarias las ayudas públicas tanto para la adquisición y mantenimiento de las TIC como para los aspectos relativos a la formación en competencias digitales de sus empleados, puesto que reconocen que estas herramientas repercuten positivamente en el posicionamiento y visibilidad de sus empresas, tanto para su entorno físico como el digital.

De igual modo, otro aspecto que pymes y autónomos consideran esencial para conseguir una mayor eficiencia de las TIC es la conectividad, el acceso a Internet. Una herramienta que consideran vital para su día a día, pero que, en algunas áreas en las que operan, la cobertura ofrecida no siempre satisface las necesidades de éstas y genera pérdidas en su productividad. Asimismo, pymes y autónomos consideran que, para lograr un alto rendimiento de las TIC, éstas se deben “implementar de arriba abajo”, es decir, concebir el valor que aportan a la empresa, definir su uso y los objetivos que se quieren alcanzar con éstas.

Por otro lado, los consultados reclaman que las propias empresas tengan una menor reticencia al cambio, que los proveedores integren el mayor número de servicios posibles y se adecúen a las necesidades de cada subsector, que la Administración establezca tecnologías y procesos homogéneos, y que la formación sea más accesible para los empleados.

En este sentido, Carrillo de Albornoz, ha incidido en las necesidades formativas no cubiertas, que facilitarían la digitalización de las empresas de menor tamaño y ha señalado que “existe una importante brecha tecnológica entre pymes-autónomos, y grandes empresas, considerando que las soluciones y herramientas del mercado están fundamentalmente orientadas a cubrir necesidades propias de empresas de mayor tamaño y recursos, sin llegar a  tener en cuenta  las particularidades de pymes y autónomos, que representan el mayor porcentaje del tejido empresarial español.

 

Sobre eAPyme

La Asociación eAPyme, fundada en el 2016, es una iniciativa de carácter no lucrativo y ámbito nacional con entidad jurídica propia, que nace con el objetivo de facilitar y agilizar los procesos de transformación digital de las pymes y los autónomos españoles, y representa en la actualidad a más de 1,2 millones de pymes y autónomos. La asociación tiene su origen en el Foro epyme con más de 10 años de trayectoria y conformado por las organizaciones representantes de algunos de los sectores con más peso en nuestra economía, que ven las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como un factor determinante para aumentar la productividad y la competitividad del tejido empresarial español. Conforman eAPyme el Centro Español de Logística (CEL); el Centro de Innovación para la Logística y el Transporte por Carretera (CITET); la Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica (CONETIC); el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH); la Organización de los Artesanos de España (Oficio y Arte); y la principal entidad que aglutina al colectivo de autónomos, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Principales barreras para la implementación de las TIC en pymes y autónomos, según un estudio de eAPyme y ESADE

  • La oferta, los costes y la formación son las principales barreras que afrontan pymes y autónomos en la implementación de las TIC en España.
  • Álvaro Carrillo de Albornoz, presidente de eAPyme “Es necesario establecer vías de comunicación directas entre la Administración y los representantes sectoriales para impulsar la digitalización del tejido empresarial en pymes y autónomos.”

Apertura institucional. De izq. a dcha. Mario Buisán, Director General de Industria y Pyme, Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y Álvaro Carrillo de Albornoz, Presidente eAPyme.

 

 Martes, 19 de diciembre de 2017 — “La digitalización de la Pyme, y en concreto su éxito o fracaso, va a ser uno de los elementos clave para determinar la evolución de la economía española en los próximo años” ha afirmado Mario Buisán, director general de Industria y Pyme del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, durante la presentación del informe “Estado de la transformación digital en pymes y autónomos”, que eAPyme y ESADE han elaborado con la colaboración de las entidades representantes de siete sectores que conforman esta Asociación. En este contexto, Buisán ha añadido que “desde el Departamento de Industria estamos apoyando a la Pyme en su transformación digital con líneas de financiación y programas de asesoramiento directamente enfocados a facilitar su transición hacia el mundo digital”.

Álvaro Carrillo de Albornoz, presidente de eAPyme, ha apuntado durante su intervención que “existe la necesidad de establecer vías de comunicación estables entre la Administración y los representantes sectoriales del ámbito de la empresa privada, que aportarían información concreta y precisa sobre las necesidades a cubrir por las ayudas y subvenciones convocadas, además de fomentar el mayor calado de éstas, haciéndolas aún más provechosas para el ecosistema empresarial español.”

Presentación del estudio “Estado de la transformación digital en pymes y autónomos 2017”. Josep Lluis Cano, Departamento de Operaciones, Innovación y Data Science ESADE.

El estudio, promovido por eAPyme y elaborado por Josep Lluis Cano, profesor de ESADE, complementa los resultados del ‘Informe e-Pyme 2016’ del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI). En él, se recoge la opinión de empresas de siete sectores —alojamientos y hotelero, industria de alimentación y bebidas, actividades logísticas, reparto urbano de mercancías, artesanía, tecnologías de la información y comunicación, y servicios profesionales— que pertenecen a la asociación eAPyme o han colaborado en el informe como FIAB, en relación al estado actual de la incorporación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en las empresas, su grado de transformación digital y sus necesidades para lograr una mayor optimización de éstas.

Para Josep Lluís Cano, “las pymes y los autónomos están adoptando las TIC desde un punto de vista estratégico. Son conscientes del valor que aportan a su gestión interna, a su relación con clientes y a su integración con sus proveedores. Sin embargo, siguen encontrando dificultades en torno a los recursos, a la formación digital para el personal de plantilla, a la oferta a la que acceden y a la falta de estándares”. Asimismo, el profesor de ESADE ha añadido que “las TIC que más valor aportan son aquellas relacionadas con la movilidad, siempre que tengan conectividad”.

Mesa redonda “La transformación digital desde un punto de vista sectorial” De izq. a dcha. Juan Molas, Presidente ITH- CEHAT; Tomás Castro, Presidente CONETIC; Mauricio García de Quevedo, Director General FIAB; Francisco Aranda, Vicepresidente CITET, Luis Pérez, Vicepresidente CEL y César García Arnal, Vicesecretario General UPTA.

Ventajas de la inversión en TIC

 El informe “Estado de la transformación digital en pymes y autónomos” recalca que, tanto pymes como autónomos, son conscientes de la importancia de las TIC para sus compañías. En este sentido, el estudio da cuenta de que las principales motivaciones de pymes y autónomos para implementar el uso de las TIC en sus compañías son internas, relacionadas con sus clientes y el mercado, relativas a su marca y su comunicación, y a su propio uso, como herramientas de colaboración con terceros, de integración vertical y estratégica.

Desde un punto de vista interno de las compañías, los consultados consideran que el uso de las TIC no solo mejora y facilita su trabajo sino que, también, agiliza sus procesos y operativas diarias, y, por tanto, favorece su productividad y trazabilidad. Sin embargo, este aspecto es crítico para algunos subsectores como el de la industria alimentaria o el de la logística, que plantea la necesidad de automatizar determinados procesos.

Otro aliciente que conciben las empresas acerca del uso de las TIC es que favorecen las relaciones con sus clientes, ya que promueven una comunicación más directa y rápida, y aportan un mayor conocimiento del mercado, de sus segmentos y de su valor potencial. Asimismo, reconocen el valor que añade a su imagen de marca, reputación, posicionamiento y visibilidad.

Un aspecto al que los consultados también hacen referencia, es la formación en competencias digitales para sus empleados. Según éstos, es un factor fundamental para que sus trabajadores generen ventas directas sin necesidad de una intermediación de plataformas tecnológicas y, para que, además, se generen más oportunidades de colaboración entre pymes y autónomos con terceros.

Principales barreras y demandas

El informe “Estado de la transformación digital en pymes y autónomos” revela que la oferta, los costes y las necesidades internas de personal y de formación son las principales barreras que afrontan las pymes y autónomos a la hora de implementar las TIC en su modelo de negocio.

Según las pymes y autónomos consultados para el informe, estas dificultades vienen motivadas por la abundante oferta de soluciones existentes, ya que según indican no siempre se adaptan a sus necesidades. Además, éstos señalan la falta de recursos económicos y de personal como otro factor que incide en el proceso de implementación. En este sentido, para revertirlos destacan que son necesarias las ayudas públicas tanto para la adquisición y mantenimiento de las TIC como para los aspectos relativos a la formación en competencias digitales de sus empleados, puesto que reconocen que estas herramientas repercuten positivamente en el posicionamiento y visibilidad de sus empresas, tanto para su entorno físico como el digital.

De igual modo, otro aspecto que pymes y autónomos consideran esencial para conseguir una mayor eficiencia de las TIC es la conectividad, el acceso a Internet. Una herramienta que consideran vital para su día a día, pero que, en algunas áreas en las que operan, la cobertura ofrecida no siempre satisface las necesidades de éstas y genera pérdidas en su productividad. Asimismo, pymes y autónomos consideran que, para lograr un alto rendimiento de las TIC, éstas se deben “implementar de arriba abajo”, es decir, concebir el valor que aportan a la empresa, definir su uso y los objetivos que se quieren alcanzar con éstas.

Por otro lado, los consultados reclaman que las propias empresas tengan una menor reticencia al cambio, que los proveedores integren el mayor número de servicios posibles y se adecúen a las necesidades de cada subsector, que la Administración establezca tecnologías y procesos homogéneos, y que la formación sea más accesible para los empleados.

En este sentido, Carrillo de Albornoz, ha incidido en las necesidades formativas no cubiertas, que facilitarían la digitalización de las empresas de menor tamaño y ha señalado que “existe una importante brecha tecnológica entre pymes-autónomos, y grandes empresas, considerando que las soluciones y herramientas del mercado están fundamentalmente orientadas a cubrir necesidades propias de empresas de mayor tamaño y recursos, sin llegar a  tener en cuenta  las particularidades de pymes y autónomos, que representan el mayor porcentaje del tejido empresarial español.

Descarga el informe completo. 

eAPyme: “Es el cliente el que nos exige ya la digitalización”

El Observatorio Vodafone de la Empresa entrevista a Álvaro Carrillo de Albornoz, presidente de la Asociación eAPyme  y director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH).


Con casi un año de existencia, hoy ya forman parte de eAPyme más de un millón de Pymes y autónomos a través de las asociaciones empresariales, sectoriales y de autónomos que ya integran la Asociación. La transformación digital es una realidad empresarial que quieren generalizar con actuaciones concretas y formación mientras actúan como intermediarios y portavoces del sector ante las Administraciones Públicas y la industria TIC.

Puedes ver el contenido original en la web del Observatorio Vodafone de la Empresa: https://goo.gl/ii6kUE 

ESADE y eAPyme colaboran en el impulso de la innovación digital de pymes y autónomos

El objeto del acuerdo es el desarrollo de un estudio sectorial que contemple el grado de transformación digital de las pequeñas y medianas empresas y autónomos en España.

 

Madrid, 11 de julio de 2017 — ESADE y la asociación eAPyme han firmado un acuerdo de colaboración para promover la innovación digital de las pequeñas y medianas empresas y autónomos en España, mediante la elaboración de un estudio sectorial que contemplará el grado de transformación digital de ambos. Además, este acuerdo incluye medidas para el fomento de los nuevos modelos de transformación digital, la formación y la divulgación de buenas prácticas.

El estudio, que cuenta ya con la participación de las más de 1,2 millones de pymes y autónomos a los que eAPyme representa, analizará el estado actual de la incorporación de las TIC en las empresas y su grado de transformación digital. El objeto de este informe es fomentar la incorporación y el desarrollo tecnológico de las pymes y autónomos del territorio español mediante la divulgación de información segmentada por sectores, que facilite la toma de decisiones y favorezca la mejora de la competitividad económica de más de 1.547.577 autónomos y 1.291.317 pymes. Lo que se traduce en más de 12.761.909 trabajadores, según datos de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa. Para el desarrollo del informe, ambas instituciones llevarán a cabo diferentes dinámicas de creación y coordinación entre distintos grupos objetivo de múltiples sectores de actividad.

A esta iniciativa también se suma la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) que, por medio de eAPyme, estarán representados el Centro Español de Logística (CEL); el Centro de Innovación para la Logística y el Transporte por Carretera (CITET); la Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica (CONETIC); la Federación Española de Hostelería (FEHR); el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH); la Organización de los Artesanos de España (Oficio y Arte); y las dos principales entidades que aglutinan al colectivo de autónomos, la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Álvaro Carrillo de Albornoz, presidente de eAPyme y director general del Instituto Tecnológico Hotelero, ha destacado que “la transformación digital es una realidad empresarial para la que muchas pymes y autónomos en España no están preparados”. Sin embargo, “el cliente y el mercado exigen este esfuerzo para mejorar la competitividad” ha añadido.

Por su parte, Enrique Verdeguer, director de ESADE Madrid, ha destacado la importancia de este tipo de colaboraciones para impulsar la innovación digital de las empresas: “la suma de voluntades de ambas instituciones contribuye a que las pequeñas y medianas empresas, así como los trabajadores autónomos de España se aproximen a las nuevas tecnologías y de este modo, ayudarles en el desarrollo de su actividad como motor de la economía española”.