Entradas

RMS, una herramienta imprescindible en la fijación de precios en los hoteles

Madrid, 13 de noviembre de 2019.- Revenue Control Data es una herramienta tecnológica que nace de la necesidad en el sector hotelero y de los apartamentos turísticos de un Business Intelligence que aglutine todo el Big Data, que los Revenue Managers necesitan analizar diariamente para tomar decisiones en cuanto a precios, comercialización y ventas.

Su principal objetivo es contribuir a la maximización de los ingresos de los establecimientos hoteleros mediante el análisis de información vinculada a la disponibilidad de habitaciones, tipos de habitaciones, patrones de conducta de las reservas tanto histórico como a futuro, precios por habitación, competencia o generadores de demanda.

De esta forma, la utilidad última de Revenue Control Data se concreta en la realización de pronósticos de demanda con el fin de maximizar ocupación y optimizar los precios, cubriendo de esta forma todo el proceso del Revenue Management: recopilación de datos y ordenación, análisis de los datos, toma de decisiones y distribución de las decisiones comerciales al mercado.

El único RMS diseñado íntegramente por Revenue Managers en activo

El software es el único RMS diseñado íntegramente por Revenue Managers en activo, lo que le confiere un carácter totalmente dinámico, se adapta a los cambios y a las necesidades del sector.

Actualmente, Revenue Control Data se dirige fundamentalmente a hoteles, cadenas hoteleras y apartamentos turísticos en territorio español, si bien ya estaría preparado para introducirse en nuevos mercados dada la capacidad de integración del software con las soluciones tecnológicas necesarias para alimentar a la herramienta: PMS y Channel Manager, fundamentalmente.

Es importante tener en cuenta que su versatilidad permite la adaptación total de sus funcionalidades tanto a establecimientos pequeños como grandes, de la misma manera que permite la gestión tanto de hoteles independientes como de cadenas hoteleras y alojamientos turísticos.

Una herramienta visual, intuitiva y rápida

En este sentido, Meritxell Pérez Vilalta, CEO y co-fundadora en RevCrtlData señala que la herramienta está pensada para cubrir las necesidades de los Revenue Managers profesionales y puntualiza que «a día de hoy las herramientas que existen en el mercado son herramientas que te sugieren el precio de venta que tienes que asignar cada día, mayoritariamente teniendo en cuenta la competencia y la reputación online, mientras que los Revenue Managers, lo que necesitamos es una herramienta que aglutine los datos, de forma visual, clara y rápida y que nos permita agilizar el trabajo de análisis, mediante las alertas de colores, los dashboards e informes, y todo a un solo clic»

 Para Meritxell es muy importante tener en cuenta que «la intuición y el conocimiento del propio establecimiento y del mercado, es difícil sin una persona detrás».

Por su parte, Maxi Viale, CTO en RevCtrlData, destaca alguna de las principales ventajas competitivas de la herramienta y hace referencia a la posibilidad de alimentar el RMS mediante plantillas CSV muy sencillas, si el establecimiento tiene PMS propio o un PMS sin API con imposibilidad de integrarse a otros sistemas o a la posibilidad de gestionar el Revenue Management por producto, analizando cada tipo de habitación por separado, posibilitando las tarifas dinámicas por tipos de producto.

Igualmente, Viale incide en la posibilidad que ofrece el software de realizar un mapeo de fechas correcto, automático y con ajuste manual si fuera necesario y añade que «RevCtrlData mapea (compara) las mismas fechas del año anterior por días de la semana y no por día numérico, pues para la demanda lo que importa es si es sábado o domingo no día 1 o 2. Así como los eventos repetitivos de cada año, pudiendo realizar análisis adecuados si un año, por ejemplo, la Semana Santa se sitúa en fechas diferentes con respecto al año anterior».

La Preadaptación del Turismo a través del Big Data

¿Existe un plan B para el turismo turoperado tras la caída de Thomas Cook? Existe. Podemos continuar con recetas continuistas, en la línea de lo que hemos leído en los últimos días en la prensa y escuchado en foros, que sugieren que el camino es el trasvase de las operaciones a otro gigante internacional del mismo corte. Y puede que una parte de la demanda fugada por la caída de Thomas Cook se logre recaptar por este canal. ¿Pero están estas recetas teniendo en cuenta los titulares de la prensa inglesa que hablan ya sobre el “staycation”?

Existe en biología un concepto conocido como exaptación (más comúnmente usado como preadaptación), que analiza el fenómeno por medio del cual los seres vivos evolucionan en estructuras desarrolladas que acaban siendo claves para su supervivencia mucho después de dicho desarrollo, que se produce mucho antes de que la necesidad del mismo se produzca. Lleva a preguntarse, ¿qué habría sido de dichos organismos sin esa adaptación previa? Es posible que la adaptación hubiera llegado tarde.

Es esto, precisamente, lo que le ocurre hoy al sector turístico y a la tecnología, necesaria para evitar que el tsunami Thomas Cook arrase como ha hecho con el mercado. La adaptación es tarde, porque la clave estaba en la exaptación, en la preadaptación. Y solo unos pocos lograron verlo.

Somos pocos los que ejecutamos otras fórmulas con perspectivas de futuro (fórmulas de trabajo en la preadaptación) y que son la verdadera clave del horizonte en el que, ya mismo, se mueve el turismo y el mundo en general. Porque, como digo, la adaptación llega tarde.

El Big Data, la Inteligencia Artificial o el marketing programático, son palabras que resuenan en la cabeza de muchos y que en la mayoría de los casos suenan a ciencia ficción. Existen ya experiencias, como la llevada a cabo en 2019 por Turismo Lanzarote, en las que administraciones públicas han apostado por este tipo de tecnologías para contribuir al mejor conocimiento del turista en origen y por tanto tratar de gobernar la aritmética del turismo poco a poco. Y los resultados de dicha operación hablan por sí solos: tras tres meses de análisis y segmentación de audiencias a través del Big Data y la Inteligencia Artificial, no solo se lograron duplicar todos los indicadores online; sino que las cadenas hoteleras asociadas a la ‘Campaña inteligente y colaborativa’, nombre bajo el cual se llevó a cabo el proyecto, multiplicaron también por dos sus ventas directas a través de su propia web.

¿Qué significa esto? No sólo tener mejor rendimiento en la venta, que ya de por sí es diferencial, sino que, y más importante en aras de un futuro cercano, les permite conocer el contexto y el comportamiento de su cliente en origen.

Y esto es en lo que a plazas alojativas se refiere. Pero el Big Data y la Inteligencia Artificial también son ya clave en las operaciones que realizan a nivel global las más importantes compañías aéreas. No en vano existen ejemplos de realización de campañas inteligentes propias para la captación de audiencias y generación de ventas. En Canarias, una compañía low cost fue capaz de duplicar la ocupación con tácticas hipersegmentadas con una orientación absolutamente digital y directa.

Sin embargo, el valor de la Data siempre aumenta cuanto mayor es y más se comparte. Desde este punto de vista, puestos a invertir en rescates, ayudas o subvenciones, ¿por qué no generamos data y la compartimos? ¿Dónde está la data de las campañas de turismo que hacemos en el exterior o aquellas de co-marketing? Quizás deberíamos preadaptarnos para esta revolución a la que ya llegamos tarde.

Por Jorge Nuñez Fernández-Vivancos – CEO de AdQuiver

Por qué el turismo necesita imperiosamente la Inteligencia Artificial (y mucha tecnología digital)

Ser o no ser

La era digital nos está mostrando dos vertientes, una que podríamos calificar de pasiva, donde las empresas son objeto de disrupción y reaccionan tarde y como consecuencia se enfrentan a una competencia a las que no pueden responder. Y la activa, donde en cambio las empresas acometen con diligencia la transformación digital e incluso las empresas líderes se animan a ser propiamente las disruptoras sobre la base del potencial de la IA, data, chatbots, blockchain, IoT, realidad virtual /aumentada, drones, 3D, … Situarse en uno u otro escenario es tanto como apostar por desaparecer o liderar.

El dilema aunque claro no es fácil en la toma de decisiones. El efecto país o región y el sector cuenta. España y Europa tienen un retraso digital bastante relevante respecto a Estados Unidos o Asia. Y también un sector como el turístico adolece parcialmente de una fuerte fragmentación y minifundismo que en parte puede actuar en contra de las economías de escala y el ritmo de adopción de las las transformaciones. 

El sector turístico en España y las tecnologías digitales

Nos hemos cansado de repetir que España es una de las potencias mundiales en turismo reflejado en multitud de indicadores. Pero un análisis un poco exigente sobre su liderazgo tecnológico nos desvela un importante cúmulo de debilidades y olas tecnológicas desaprovechadas que, de haber sido explotadas, hubieran consolidado un mayor liderazgo del turismo español.

No voy a hacer un recuento exhaustivo de las oportunidades perdidas, pero hoy más que nunca nuestro turismo sigue igualmente siendo muy dependiente de la comercialización turística. Hace décadas nos lamentábamos de la dictadura de precios que imponían los tours operadores. Hoy nuestra dependencia de la comercialización se manifiesta de otras muchas formas donde la tecnología digital desempeña un papel fundamental llámese Facebook, Instagram, Google, Airbnb, Booking, TripAdvisor, AppleStore, Ryanair, Easyjet

Ante la creciente entidad internacional de los “jugadores-gigantes tecnológicos” nuestra fragmentación territorial y la adopción de una transformación digital insuficiente, variopinta y dispersa (SEO-SEM, Marketing social, CRMs…) no deja de ofrecer un escenario de paliativos sin opción a liderar o destacar en el escenario internacional.

La Inteligencia Artificial y el Data: una oportunidad para el liderazgo del turismo español

Segittur y las Comunidades Autónomas han hecho esfuerzos para impulsar el desarrollo de los *Destinos Turísticos Inteligentes. Pese a resultados interesantes en materia de digitalización de algunos destinos, el indicador más relevante al respecto es el débil desarrollo de la propia industria tecnológica española aplicada al turismo y la escasa relevancia de empresas tecnológicas españolas que tengan peso internacional.

España no debe esperar a que otros países y sus empresas  lideren la IA aplicada al turismo. La importancia cuantitativa y cualitativa del turismo en nuestra economía debería bastar para que las Administraciones Públicas y el sector privado concertaran ambiciosas estrategias conjuntas para conseguir que en materia de IA aplicada al turismo nuestra tecnología fuera la disruptora a nivel mundial.  

En tecnología quien golpea primero golpea dos veces. No es lo mismo adaptarse a los ritmos y escenarios que otros agentes externos nos marquen que marcar nosotros las reglas de juego que las tecnologías disruptivas potencialmente pueden acentuar.

El hecho a destacar es que la IA y el big data pueden potenciar un nuevo modelo turístico español, claramente diferenciado del internacional por su capacidad de personalización y eficiencia a la hora de satisfacer necesidades individuales de cada cliente, en la ciudad, hotel, museo, playa…   

El potencial de la personalización de nuestros servicios a través de la IA  se adapta a la perfección a la diversidad de las características de nuestro turismo (playas, gastronómico, rural, urbano, cultural…) o para paliar sus debilidades (masivo, estacional..). La IA puede y debe fulminar las debilidades de nuestro modelo e incrementar su liderazgo internacional permitiéndole asumir nuevos retos.

El mayor conocimiento que da la IA y el big data puede hacer más sostenible el modelo turístico español dado su potencial para un uso y suministro de energías renovables más eficiente, o para reducir la saturación turística a tiempo real en puntos calientes de afluencia turística (monumentos, museos, centros históricos…) y promocionar atracciones menos visitadas o desarrollar nuevas rutas.

La digitalización de algunos destinos y la IA ofrece nuevos indicadores turísticos más desagregados y precisos que permitan un mejor análisis y diagnóstico del sector y una toma de decisiones inteligente por parte de empresas y administraciones.

IA y turismo: necesidades en el marco del desarrollo digital

Para hacer posible una apuesta ambiciosa y efectiva de la IA aplicada al turismo, algunos deberes urgentes hay que acometer.

  1. Data. El big data es el alimento de la Inteligencia Artificial. El minifundismo y la fragmentación (empresarial, territorial, administrativa..) no ayudan a generar el input por excelencia que confiere al desarrollo de la IA una ventaja competitiva. Además nos afecta en el ámbito europeo y español una legislación muy restrictiva. Sin un marco legal más propiciatorio e incentivador nos encontraremos con una limitación importante. El objetivo exigirá facilitar el acceso de datos localizados que en muchos casos están en manos de operadores, transporte, etc…, pero también las administraciones han de potenciar su propio “open data”.
  2. Ecosistema travel-tech. El desarrollo de una tecnología propia en un ecosistema con una masa crítica relevante de startups, talento, financiación. Así como en algunos ámbitos la tecnología se desarrolla aplicada a determinados sectores (fintech, agrotech, protech..), España debe incentivar un potente ecosistema de referencia internacional integrando centros de investigación, emprendedores, startups y centrado en travel-tech.
  3. Tecnología propia. Una cultura tecnológica tanto en el sector público como privado capaz de poner a prueba desarrollos tecnológicos de nuestras startups o el diseño de proyectos ambiciosos propios. Aunque parezca un lamento, hay que resaltar una propensión creciente de las administraciones y grandes empresas a contratar ofertas tecnológicas de grandes o gigantes proveedores. Pese a que esto garantice estándares de competitividad internacional es poco probable liderar la innovación y la diferenciación de las empresas del sector turístico con propuestas de valor relevantes que marquen distancia respecto a la competencia. Y como problema de fondo la falta de escalabilidad de las startups españolas de cara a alcanzar los mercados internacionales. Hay que superar el “síndrome tardío de Silicon Valley” (starturp nation, puede ser una manifestación más) y concentrarse en las razones por las empresas españolas y europeas no escalan. De lo contrario estaremos creando falsas expectativas a miles de jóvenes.

La IA aplicada a un sector heterogéneo

Bares, restaurantes, hoteles, transporte, ocio, ayuntamientos y comunidades autónomas atrayendo la demanda… Lo cierto es que más allá de la personalización de los servicios hay infinitas posibilidades de hibridación de la IA con otras tecnologías igualmente potentes como Internet de la Cosas (IoT), blockchain, data de la web social, datos geolocalizados…

Las posibilidades son infinitas. Desde los chatbots a la información o servicios personalizados geolocalizados. El sector turístico español debe ofrecer la mejor experiencia turística en el ámbito digital en nuestros aeropuertos, trenes, cada localidad, museos, hoteles, restaurantes o establecimientos de ocio… Esta heterogeneidad esconde un potencial extraordinario para la creatividad y la innovación, pero también una debilidad notable por cuanto a la existencia de la aludida fragmentación territorial, un tejido con muchas pequeñas y medianas empresas.

No pasa desapercibida que para que la apuesta digital tenga relevancia y se consolide el liderazgo en el conjunto del sector turístico español es necesario crear incentivos y una cultura propicia para que las empresas e instituciones asimilen la necesidad de acometer algo más que la “transformación digital”.

Se trata de ser proactivo en los sectores de futuro que afectan a las empresas y destinos turísticos: IoT, data, inteligencia artificial, e hibridarlos con nuestro know how turístico. En los últimos años los Gobiernos han hecho esfuerzos en fortalecer la “marca” España y una parte de su diferenciación pasa por liderar tecnologías a aplicadas a sectores como el turismo donde nuestro país es potencia mundial y según el World Economic Forum ostentamos el liderazgo de la competitividad turística mundial.

Debemos crear las condiciones necesarias para que nuestra tecnología aplicada al turismo esté a la altura de nuestra relevancia internacional en el sector. Ser potencia mundial en innovación y tecnología turística, en I+D+i en turismo afianzará la sostenibilidad de nuestro liderazgo y posicionamiento competitivo a nivel internacional. Hacer del turismo un sector intensivo en I+D+i con tecnología propia para seguir siendo el motor del crecimiento económico y la transformación productiva en esta nueva era de cambios disruptivos.

*  En referencia a la lectura: “Efectos económicos de la IA

Escrito por : 

– Andrés Pedreño, Director del Observatorio de Inteligencia artificial

– Ana Ramón, Profesora e investigadora de la Universidad de Alicante

Lloret de Mar incorpora analítica de Big Data para reposicionar su producto turístico

Una plataforma de Inteligencia Turística permite conocer intereses y niveles de satisfacción de los visitantes.

Una de las problemáticas comunes de los destinos vacacionales más maduros de la costa española es conseguir reposicionar su producto turístico para huir del turismo de sol y playa tradicional que tiene un componente estacional muy marcado, y además no repercute todo lo deseado en la economía y negocios locales del destino.

Identificado este problema, el Ayuntamiento de Lloret de Mar a través de Lloret Turisme, la institución encargada de la promoción turística del municipio, se puso manos a la obra diseñando un plan de reposicionamiento estratégico de su destino. Uno de los primeros pasos de este plan fue conocer con la mayor exactitud posible los intereses y preferencias de los visitantes, así como identificar qué productos turísticos podían ayudarles a conseguir un destino menos estacional y menos dependiente de los mercados y productos turísticos clásicos.
Para ello cuentan con la colaboración de Mabrian Technolgies, una compañía de analítica de datos (Big Data) especializada en asesorar a destinos y empresas turísticas para la toma de decisiones estratégicas. La captación y análisis cruzado de datos masivos a cerca del comportamiento online de los visitantes a través de Medios Sociales y portales de opinión, mediante la plataforma de Inteligencia Turística de Mabrian, ha permitido dar un gran paso hacia el conocimiento de los clientes y la identificación de oportunidades.

Tanto es así, que del análisis de las preferencias e intereses de los visitantes de Lloret de Mar en el primer semestre de 2018, ya se pueden observar claras  tendencias que van en la línea de los objetivos estratégicos de Lloret Turisme.

 

Como se observa en la infografía, el interés sobre los productos de Sol y Playa y Ocio nocturno, clásicos para el destino, se ha visto reducido a favor de un aumento del interés en productos turísticos Culturales, Activos y Familiares. Con esto, se consigue tener un destino más equilibrado, que atrae a nichos de mercado con intereses más heterogéneos, y que impactan de manera más equitativa en la economía local.

Sin embargo, es interesante comparar esta evolución de los intereses, con el nivel de satisfacción que muestran los visitantes de éstos, en sus interacciones espontáneas en Medios Sociales. Así, vemos como ejemplo, que mientras el producto Cultural genera más interés y también más satisfacción, el producto Activo genera más interés, pero una menor satisfacción por parte de los usuarios, en comparación al primer semestre de 2017. El producto Familiar, se muestra prácticamente estable en el indicador de satisfacción.

Todos estos datos se han tenido en cuenta a la hora de diseñar la difusión de la nueva campaña online bajo el claim “Be a lloretenc”, a través de la cual se pretende impactar en públicos objetivos internacionales y productos turísticos muy concretos.

Es el punto de partida de un largo proceso de estudio y reposicionamiento de marca para Lloret de Mar, que ya está aportando sus frutos, y que se verá reforzado con la incorporación de nuevas fuentes de datos al análisis, como el gasto de los turistas en el destino.

Más info:
Bibiana Pous, Directora de Marketing de Lloret Turisme
bpous@lloret.org Telf. 972 365 788

Carlos Cendra, CMO en Mabrian Technologies
carlos@mabrian.com Telf. 655 847 660

Travel Intelligence contra el Bad Data

El uso y la agregación de múltiples fuentes de datos permite a empresas e instituciones conseguir una fotografía muy fiable de la realidad de los mercados. Cada organización, de acuerdo con su propia estrategia comercial, conoce el segmento del llamado Big Data que necesita recoger y analizar para tomar sus propias decisiones.

El uso y la agregación de múltiples fuentes de datos permite a empresas e instituciones conseguir una fotografía muy fiable de la realidad de los mercados. Cada organización, de acuerdo con su propia estrategia comercial, conoce el segmento del llamado Big Data que necesita recoger y analizar para tomar sus propias decisiones.

La plataforma Mabrian@ está especializada en el sector turístico, y por ello todos los datos procesados son filtrados bajo esa primera premisa. El volumen de datos generados por el conjunto del mercado es cada vez mayor, y la industria turística no es una excepción. Y con la multiplicación exponencial del Big Data se acentúa un fenómeno que cualquier organización dedicada al procesado de datos debe afrontar más pronto que tarde: el Bad Data.

El Bad Data es el conjunto de datos erróneos, incompletos o imprecisos recogidos por cualquier plataforma. Se trata de un fenómeno antiguo, puesto que cualquier proyecto basado en estadísticas ha necesitado siempre herramientas de cribaje para asegurar que los datos recogidos son reales, completos, correctos y relevantes para el estudio que se lleva a cabo en cada momento. ¿Por qué, entonces, se habla hoy más que nunca del Bad Data? De entrada por su coste económico.

La Universidad de Harvard se hacía eco, en el último cuatrimestre de 2016, de un informe de IBM que cifraba en más de 3,1 billones de dólares el impacto negativo del Bad Data en Estados Unidos. A la vista de esta cifra, se trata de una amenaza real y muy importante.

¿Existe el Bad Data turístico? Cualquier conjunto de Big Data puede contener datos erróneos, con el peligro que comportan. Los datos erróneos pueden tergiversar análisis. Y un análisis inapropiado puede llevar a tomar decisiones inadecuadas, con los costes —directos y de oportunidad- que ello comporta.

Para Mabrian, cualquier dato que no tenga relevancia turística, puede ser considerado como Bad Data, y por ello se identifica y descarta. Conscientes de la amenaza que comporta el Bad Data para la credibilidad de nuestros análisis, desplegamos un conjunto de medidas que aseguran que todos los datos cumplen con las llamadas “5 V” del Big Data —volumen, velocidad, variedad, veracidad y valor. En primera instancia, nuestras fuentes de datos, tanto transaccionales como de comportamiento online proceden de partners de primer nivel y crédito contrastado en sus ámbitos respectivos.

Pero ese es solamente el principio: Mabrian aplica sobre todo este caudal de información su propia Travel Intelligence, depurada a lo largo de los últimos 5 años, para apartar el Bad Data de los paquetes de datos que procesa.

El filtrado del Big Data turístico se realiza mediante algoritmos propios, procesamiento del lenguaje natural (PLN) y métodos de inteligencia artificial sobre los que aplicamos un método de mejora constante. La Travel Intelligence de Mabrian asegura que los datos analizados son representativos y fiables y ofrecen todas las garantías para basar en ellos la toma de decisiones empresariales.

 

Contacto

Carlos Cendra – Chief Marketing Officer

carlos@mabrian.com