Entradas

Microgeolocalización para mejorar la calidad del servicio en hoteles

El proyecto realizado por el Instituto Tecnológico Hotelero, Gennion Solutions y Artiem Fresh People Hotels, con el apoyo del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, permitirá mejorar los procesos de trabajo del departamento de pisos.

  Leer más

Hotel del futuro

El hotel del futuro y la importancia del entorno

Big data, inteligencia artificial, robótica, internet de las cosas, realidad virtual… De un tiempo a esta parte en los foros y eventos del sector hotelero no se habla más que de tecnología y digitalización. Viene a ser como el Santo Grial que nos ayudará a resolver todos nuestros problemas.

Sin duda, aplicar esta tecnología y las herramientas que proporciona nos ayudará a mejorar nuestra eficiencia y amplificará nuestra capacidad de gestión. Pero también corremos el riesgo de que nos pueda llevar a la despersonalización de la industria en aras de la eficiencia. Por el contrario se oye hablar menos de dos temas que considero los fundamentos de nuestra industria hotelera: las personas y el entorno.

En esta ocasión, me quiero centrar en el segundo, el entorno. Es verdad que el sector lleva años acometiendo con éxito grandes esfuerzos e inversiones para reducir su impacto y mejorar su eficiencia. Ha logrado ser “menos malo”. Pero conformarse con eso equivaldría a que nos premiasen por ser “menos mal estudiante” cuando estudiamos. No nos lo imaginamos ¿verdad? ¿Por qué tenemos que asumirlo en nuestra realidad?

Pensemos como serían los hoteles si en vez de funcionar para causar menos impacto negativo, lo hiciesen de tal forma que su impacto fuese positivo. Es decir, que su ciclo de funcionamiento se asimilase al ciclo natural. Esto implicaría contar con establecimientos que producen más energía de la que consumen, que vierten agua potable y cuyos productos, una vez finalizado su ciclo, puedan volver al ciclo natural o ser reutilizados. En suma, pasar de ser eco-eficientes a ser eco-efectivos.

Para alcanzar esta transformación se exige un rediseño completo de los procesos y los elementos que intervienen en ellos, cuestionando por completo los paradigmas actuales. ¿Ciencia ficción? Creo que no, difícil, sí. Tenemos ejemplos de empresas cuyo origen es del todo contaminante, como las que fabrican moquetas o la industria del automóvil, que asumen el reto y son capaces de iniciar un proceso de transformación, y no sólo logran contribuir positivamente al entorno, sino que son más eficientes en su operación y obtienen un elemento diferencial que les permite ocupar una posición única en su mercado.

Siempre se ha dicho que la ubicación del hotel determina su rentabilidad, pero desde la perspectiva de la sostenibilidad/ la competitividad, conseguir que el hotel tenga un impacto global positivo va a ser determinante. Por esta razón creo que la revolución transversal y silenciosa que ya ha comenzado supondrá la transformación de nuestra industria. Pasar de ser eco-eficiente a eco-efectivos es lo que determinará el hotel del futuro.

José Guillermo Díaz-Montañés
CEO de Artiem Fresh People Hotels

 

José Guillermo Díaz-Montañés ofrecerá en la Asamblea Anual del ITH una ponencia titulada “A la Competitividad por la Felicidad: La satisfacción del cliente interno y la cultura del win-win como ventaja competitiva sostenible”: https://www.ithotelero.com/evento/asamblea-anual-del-ith/

 

Sostenibilidad en hoteles, una filosofía de negocio

A la hora de definir  la sostenibilidad, en muchas ocasiones la conectamos con el ahorro energético. Nos referimos a medidas de eficiencia energética, reducción de consumos de agua, electricidad o gas, iluminación eficiente, instalaciones inteligentes, etc. Pero, ¿es realmente eso lo que implica el término sostenibilidad? La respuesta rotunda es no.

Cada vez hay más consciencia de la amplitud del término sostenibilidad, pero todavía existe mucha confusión al respecto. Cuando hablamos de sostenibilidad estamos hablando de eficiencia, pero también de responsabilidad corporativa, de compromiso social y local, de accesibilidad, etc.

Hay iniciativas en este sentido con las que se están logrando importantes cambios. Ilunion Hotels, por ejemplo, basa en este tipo de concepto su diferenciación  afirmando distinguirse del resto por su compromiso con las personas, sello de las empresas de la ONCE y su Fundación. Otras grandes cadenas, como Meliá Hotels International o NH Hotels contemplan la sostenibilidad dentro de su estrategia de negocio. En el caso de Meliá Hotels International apuntan a que la pérdida de la identidad cultural de un destino puede desembocar en la disminución de su atractivo turístico al desaparecer la singularidad que lo hace único. “Además, la existencia de bolsas de pobreza en comunidades en las que estamos presentes es una realidad. Procurar la mejora de estas situaciones es una obligación que debemos cumplir, frente a nuestros empleados, nuestros clientes y la sociedad”. La compañía afirma trabajar desde tres pilares: el medioambiente, el compromiso social y la cultura.

Por su parte, desde NH Hoteles afirman que su misión es consolidar una cultura de responsabilidad en todos los niveles que les permita ofrecer servicios sostenibles y excelentes. La orientación a las personas, la incorporación de la innovación para adelantarse a las necesidades de sus clientes, fomentar la responsabilidad medioambiental y dar sentido al negocio de manera que se ejecuten las acciones necesarias en coherencia con la estrategia, sus principios éticos y la responsabilidad para asegurar la viabilidad económica, la rentabilidad y la financiación de la compañía en el futuro, son algunos de los valores que incluye la cadena en este sentido.

Sostenibilidad para grandes y pequeños

Pero también compañías más pequeñas y pequeños empresarios están apostando por el desarrollo sostenible.

Jairo González, CEO de Sidorme Hotels, afirma la sostenibilidad está en el ADN de la cadena. “En cada momento intentamos poner la tecnología en el hotel que más se adapte a su ubicación”, explica, afirmando que por la propia concepción de la cadena somos muy eficientes a la hora de reducir la huella que el huésped que se queda en Sidorme deja. “Queremos que el consumo sea mínimo, pero nunca a cambio de sacrificar el confort del huésped. Y yo creo que lo estamos consiguiendo”.

Otro ejemplo lo tenemos en el Hostal Grau de Barcelona, que se posiciona como hotel 100% sostenible. Este establecimiento fue rehabilitado en 2012 usando en todo el proceso elementos libres de compuestos orgánicos volátiles (COV). Mónica Vallejo, propietaria del establecimiento, explica que las camas están hechas a mano, todos sus muebles son recuperados y muchos provienen de la propia familia Grau.

También en Barcelona encontramos el alojamiento Twentytú, que se autodefine como un “eco-hotel friendly”. Ignais Uñó, administrador de Twentytú Hi-Tech Hostel, explica que además de apostar decididamente por la eficiencia energética en forma de reducción de emisiones o ahorro de recursos y de su promoción por el talento local, el establecimiento está inmerso en otros proyectos que demuestran el compromiso con su entorno. Han impulsado iniciativas con el mundo universitario y el tejido empresarial de la ciudad, así como organizando actividades para el fomento de la cultura y la gastronomía local, como la promoción de la plataforma “Poble Nou Urban District” para la difusión de la historia, el arte y la cultura del barrio. Entre otras acciones, también participan desde hace tres años en una iniciativa promovida desde una empresa constituida por cuatro jóvenes emprendedores, Bcn Moments, en la que acoge a los jóvenes con las 20 mejores notas de selectividad de Cataluña y, estando alojados en el hostel, visitan algunas de las empresas más punteras de la ciudad. “En toda esta carta de actividades que puede parecer que nos desvían del negocio original, para el Twentytú es primordial fomentar e integrar programas de ayuda social a los más desfavorecidos. Desde hace unos años colaboramos con Business with value para la integración en el mundo laboral de personas discapacitadas”. En este sentido la compañía ha puesto en marcha lo que ha denominado “tasa solidaria” de ayuda a la infancia, mediante la cual se destina un euro de cada reserva a colaborar con la fundación IReS, Make-A-Wish Spain o el Hospital Sant Joan de Déu, a elección del cliente. “Esto nos permite dar a conocer la labor de las tres organizaciones e implicar a los turistas, llegando incluso a recibir peticiones de estos para conocer más a fondo la causa con la que colaboran. Un primer paso que quiere ser el inicio de una colaboración de forma permanente y lo más importante, nos puede ayudar a implicar a otras empresas de nuestro entorno a poner su grano de arena”, explica Uñó.

Compromiso social

Otra empresa comprometida con la sostenibilidad es Artiem Hotels. Su presidente, José Guillermo Díaz-Montañés, preguntado por la estrategia que desarrollan en este sentido afirma: “Nosotros pensamos que trabajar para lograr la prosperidad de todos los stakeholders con los que nos relacionamos no es sólo nuestra responsabilidad como empresa, sino una forma de lograr ventajas competitivas sostenibles y duraderas. Este convencimiento es lo que tratamos de llevar a la práctica en todas nuestras decisiones y actuaciones”.

Como ejemplo de colaboración que además traspasa las fronteras encontramos el caso de Bed4U y su implicación en el proyecto solidario One two… Tree!, una organización sin ánimo de lucro que apuesta por la educación como clave del impulso del sector turístico y de la infraestructura económica de Nicaragua. La cadena se sumó a la iniciativa y una de sus directoras de hotel, Laura Ruiz, se trasladó al país para formar a los adultos. Además, el papel de Bed4U Hotels se centró también en la difusión del proyecto solidario, en facilitar material didáctico específico para los cursos a impartir y en apoyo económico. Otro de los proyectos lanzados por Bed4U Hotels en colaboración con la CEAFA es “Habitación Solidaria con el Alzheimer”, de manera que por cada reserva en este tipo de habitación, Bed4U Hotels aportará un donativo de 2 euros al día.

Estos son solo algunos ejemplos de diferentes iniciativas que van desde medidas para ser más eficientes en el consumo de energía, a otras enfocadas a fomentar la responsabilidad social corporativa y proyectos para impulsar la solidaridad, pero cada vez surgen más propuestas en este sentido que son bien acogidas en el sector.

Como afirma Juan Molas, presidente de la CEHAT y del ITH, la sostenibilidad tiene que dejar de ser una asignatura pendiente para convertirse en una realidad en la filosofía de los hoteles actuales y futuros.

Paula Pielfort Asquerino
Jefa de Comunicación, ITH
@PaulaPielfort

 

Artiem Madrid, el hotel para recargar pilas

Artiem Madrid quiere ser un referente de bienestar en la capital, una buena opción para aquellos viajeros que quieren mantener su estilo de vida saludable cuando están fuera de casa. Por eso no se define como un lugar para dormir, sino como un espacio que ofrece silencio, tranquilidad y naturaleza urbana. Así se explica en este artículo publicado en 02B.

La cadena menorquina abrió en diciembre de 2015 su primer hotel de estas características en la capital, el Artiem Madrid, con el objetivo de mostrar a sus huéspedes su experiencia ‘urban green’ de relax, vida sana y gastronomía.

Filosofía ‘fresh’

Enclavado en la zona de Arturo Soria, el nuevo establecimiento cuenta con 83 habitaciones con nombre propio -Urban, Urban Big, Urban Big Deluxe y Urban Top Terrace-, distribuidas en 5 plantas con una superficie media de 30 metros cuadrados. y que incluyen un ‘chill corner’ con ‘chaise longue’ para relajarse al acabar el día, ducha de sensaciones en el baño y hasta una pequeña área para realizar estiramientos, yoga o meditación. A simple vista destacan también por su estética relajante y luces indirectas, que proporcionan una gran sensación de intimidad y quietud.

Continuar leyendo en 02B

También puede interesarle la entrevista realizada por ITH al presidente de la cadena Artiem Hotels, José Guillermo Díaz-Montañés.

 

“Vemos la innovación como una actitud, una cultura que tratamos de cultivar cada día”

ENTREVISTA A JOSÉ GUILLERMO DÍAZ-MONTAÑES, PRESIDENTE DE ARTIEM HOTELS Y PRESIDENTE DE HONOR DEL ITH

La cadena Artiem Hotels cuenta en su cartera con cuatro establecimientos, tres de ellos situados en Menorca y el cuarto, que abrió el pasado mes de diciembre, en Madrid. Su presidente José Guillermo Díaz-Montañés es Presidente de Honor de ITH y en esta entrevista describe su visión del negocio hotelero y el papel que la innovación juega para su compañía.

Artiem Hotels acaba de abrir su primer hotel en el segmento urbano, ¿qué le motivó a incorporar este establecimiento? ¿Se trata de una estrategia de diversificación o va más allá?

Nosotros estamos en el  negocio del bienestar. Esto quiere decir que nuestra misión es lograr que las personas que se alojan en nuestros hoteles, sea por ocio o negocio, logren este estado. Esto hace que más allá de las particularidades operativas que suponga gestionar un hotel denominado urbano o vacacional, nuestro modelo se base en implementar nuestro know how para lograr nuestra misión: “Proporcionar bienestar a nuestros huéspedes  mediante el cuidado de su cuerpo y de su mente”. De ahí que nosotros no veamos esto como una diversificación al uso sino como una forma de desarrollar nuestro modelo.

Con esta incorporación la filosofía Fresh People se instaura en Madrid. Cuéntenos cómo es este establecimiento y cómo ha sido su integración a la cadena.

Es un edificio construido hace 15 años como aparthotel, que precisaba de una profunda remodelación. Al asumir su gestión, cerramos el establecimiento durante cuatro meses para someterlo a una profunda remodelación, que nos permitiera lograr nuestra misión. La obra la finalizamos el 2 de diciembre. En esta remodelación las 83 habitaciones de unos 30 metros cuadrados se han insonorizado, se han equipado con un colchón de  última generación y se ha garantizado la oscuridad absoluta para asegurar el descanso. El baño se ha rediseñado con buena iluminación y una amplia ducha con efecto “rain shower”.  Se ha incorporado una zona de relax y meditación, wifi de alta velocidad, mesa de trabajo con silla técnica y un Smart TV de 50 pulgadas. En la planta baja se ubica la recepción, el área de desayunos con buffet  showcooking , una agradable terraza, una zona de networking con un concepto Garb &Go que llamamos ‘The Green’, espacio en el que se puede comer y beber con servicio 24h, y un Cardio Gym con máquinas de última generación  y grandes ventanales. Así mismo, disponemos de  parking privado.

¿Prevén nuevas incorporaciones a su portfolio, ven la internacionalización de la cadena como una posibilidad?

Sin duda, como vulgarmente se dice, “lo que no crece muere”. Nosotros una vez definido y probado nuestro modelo tenemos la intención de expandirlo. Vemos la internacionalización no sólo como una oportunidad sino como una necesidad para dotarlo de más valor.

Artiem 2

¿Qué papel ha jugado la innovación en vuestro desarrollo y cuál cree que deber ser el que juegue en cualquier empresa hotelera?

Vemos la innovación como una actitud, una cultura que tratamos de cultivar cada día. Que nos ayuda a ir más allá, a salir de nuestra zona de confort y preguntarnos constantemente: “Y si…”. Este espíritu es lo que ayuda a las personas que conformamos  una organización como la nuestra a crecer personal y profesionalmente.

Entonces innovar no supone siempre la incorporación de avances tecnológicos…

Vemos la tecnología como un catalizador que está propiciando y acelerando muchos cambios, pero la tecnología en sí misma no propicia la innovación. Para que haya innovación entendida como “todo cambio basado en el conocimiento que crear valor”, es fundamental que la organización, las personas quieran  transformarse, salir de su zona de confort. Para innovar son claves las personas.

Su labor al frente de la compañía ha sido premiada en numerosas ocasiones. Uno de los últimos reconocimientos recibidos ha sido el que ha posicionado a la cadena como una de las mejores empresas para trabajar (Great Place to Work,), ¿cuál es vuestro secreto? 

No hay secreto alguno. Lo importante es tener un propósito como persona y como empresa y trabajar cada día para hacerlo una realidad

¿Cómo influye la gestión del talento dentro del equipo en la satisfacción del cliente?

Pasamos muchas horas de nuestra vida trabajando. Está demostrado que las personas que se sienten felices en el puesto de trabajo no sólo son más productivas sino que transmiten emociones positivas a su entorno. Estas emociones positivas junto con la excelencia en la operación es lo que logra ese efecto WOW! mágico que todos queremos sentir cuando somos clientes. La profesionalidad hoy se da por supuesto, la magia es el valor añadido. Y esto sólo lo consigues si las personas se sienten felices en su trabajo.

Otro factor clave en vuestra filosofía de empresa está relacionado con la sostenibilidad y el compromiso medioambiental. ¿Podría explicarnos qué estrategia siguen en este sentido?

Nosotros pensamos que trabajar para lograr la prosperidad de todos los stakeholders con los que nos relacionamos no es sólo nuestra responsabilidad como empresa, sino una forma de lograr ventajas competitivas sostenibles y duraderas. Este convencimiento es lo que tratamos de llevar a la práctica en todas nuestras decisiones y actuaciones.

Artiem 3

Tecnología y sostenibilidad se han erguido como dos de los principales retos para el sector hoy día. Cuando se fundó el Instituto Tecnológico Hotelero, ¿cuáles eran los principales desafíos para el sector y cómo considera que ha sido la evolución durante los últimos años en este sentido?

El ITH nació con vocación de ser una palanca de transformación del sector para transformar en oportunidades aquellos cambios que hace diez años se veían venir, y que hoy son una realidad. En estos diez años el gran equipo humano que forma el ITH, ha hecho una gran labor de concienciación de la innovación entendida como “todo cambio basado en el conocimiento que crea valor”.  Así hoy el sector ha avanzado mucho, ha sabido capitalizar algunos de estos cambios, aunque soy consciente que todavía queda mucho por hacer.

Ya para terminar, ¿cuáles cree que serán las tendencias innovadoras y tecnológicas que veremos este año en el sector turístico y hotelero?

Desde mi punto de vista hay dos grandes tendencias. La primera es que las personas cada vez queremos ser tratados como eso, personas. No hay dos personas iguales. La segunda, que está ligada con la primera, es la preocupación creciente de lograr un planeta mejor en sentido amplio: social, económico y ambiental. Por lo tanto, creo que todas aquellas innovaciones o tecnologías que nos ayuden a personalizar las experiencias a nuestros clientes y a lograr un planeta mejor van a ser las innovaciones y tecnologías  que habrá que tener muy en cuenta.

 

Paula Pielfort Asquerino
Jefa de Comunicación, ITH
@PaulaPielfort