Entradas

TECH AND THE CITY

Es evidente que la tecnología ha buscado y sigue buscando resolver problemas que puedan presentar las personas en cualquier ámbito de sus vidas.

En esta ocasión, quiero ceñirme a un ámbito geográfico concreto, como es la ciudad; ya es suficientemente conocido que un gran porcentaje de la población mundial se concentra en núcleos urbanos.

También es de sobra conocido que uno de los problemas recurrentes de esa población es la movilidad dentro de la propia ciudad. Tanto, que regula gran parte incluso de nuestras vidas, pues nuestro tiempo depende de, entre otros, el modo de transporte que escojamos, o del que dispongamos, para desplazarnos por la ciudad. Así como por el propio tiempo empleado en el desplazamiento, igualmente por la frecuencia del servicio, si hablamos de un transporte público.

Debido a la Covid19, vemos también que, a causa del medio de transporte que utilicemos, nos encontramos más expuestos a riesgos, o, por contra, estaremos más protegidos si pudiéramos emplear nuestro vehículo particular. Por lo que estamos viendo, la movilidad urbana presenta desigualdades en muchos ámbitos, especialmente el socioeconómico, pues dependiendo de la zona de residencia, o del nivel de renta, se aprecian restricciones a una adecuada movilidad.

La tecnología lleva tiempo buscando dar respuesta a estas cuestiones, y una de ellas ha sido la de crear auténticas flotas de pequeños vehículos, tanto automóviles, como bicicletas o patinetes, normalmente eléctricos.

Un enfoque interesante como aproximación a la resolución de un problema, pero con fallos:

  • la normativa de los ayuntamientos no estaba preparada, y a día de hoy en muchos casos sigue sin estarlo, para la regulación del tráfico y el estacionamiento de estos vehículos
  • Tampoco la formación a los usuarios ha sido una tarea bien desarrollada, y ha dado lugar a que muchos de esos vehículos se conviertan en obstáculos sobre las aceras destinadas a peatones, o incluso han sido vandalizados, acabando en el fondo de ríos y canales.
  • Finalmente, y a causa de la pandemia que sacude nuestras vidas como pocas cosas antes, se ha hecho necesario que esos vehículos sean desinfectados antes de cada nuevo uso, con el consiguiente problema tanto por las empresas propietarias como para los usuarios, así como con el riesgo por la propia salud que esto supone.

Por esto es estimable este esfuerzo por querer llevar el transporte público a toda la sociedad, pero es evidente de que nos encontramos apenas rascando la superficie del problema en este caso. La tecnología debe ir más allá, y de hecho lo hace, aquí, a través de dos premisas:

1- En cada ciudad existen muchos más activos por favorecer y fomentar la movilidad, de los que se aprecian a simple vista. Concretamente, como activos de aparcamiento, existe más número de plazas sin usar o infrautilizadas, que las que se encuentran puestas a disposición de los usuarios en superficie, en áreas de estacionamiento regulado y controlado por ayuntamientos, como en parkings públicos que funciona en forma de concesiones municipales.

2- Es evidente que el tráfico de vehículos con motor de explosión es un problema para las ciudades, pero gracias a la tecnología puede llegarse a un sistema mucho más ordenado y eficiente, basado en la utilización del máximo de recursos de una ciudad disponibles y un uso mucho más racional del vehículo particular como medio de transporte.

De este modo, se eliminan tiempos extra de circulación, reduciéndose así la congestión de tráfico y la emisión de gases contaminantes (el 30% aproximadamente de las emisiones de Co2 en ciudades vienen de ese tráfico en busca de aparcamiento).

Finalmente, se añade valor a cada elemento de la cadena que forma esta solución de transporte urbano:

Los usuarios consiguen un aparcamiento seguro y reservado, antes de subirse a su vehículo, más un ahorro de tiempo y combustible, e incluso en el propio coste de ese aparcamiento, sin contar con la mejora en la calidad de vida, al eliminar estrés e incertidumbre.

Por el camino, las ciudades ganan esa reducción en la congestión de tráfico y también en emisiones de gases efecto invernadero.

Los propietarios de esas plazas particulares de uso público ganan también, por supuesto, un ingreso del que antes no podían disponer.

La conclusión es que la tecnología, si cuenta con el enfoque adecuado, y no se convierte en el fin en sí misma, sino en el camino para lograr mejorar la vida de las personas, es una herramienta muy potente para transformar cualquier aspecto de nuestras vidas, y, por lo tanto, por supuesto también de nuestras ciudades.

Si ese enfoque lo orientamos hacia los negocios, es claro cómo la tecnología puede aportar más valor, y crear nuevas líneas de ingresos de forma automática como es el caso que hoy nos ocupa con el sector hospitality en las ciudades.

 

Contacto:

Alfonso Tomé

CEO en appark.me

alfonso@appark.me

Más tecnología para la nueva normalidad

Madrid, 3 de junio de 2020.- El momento de la reapertura total se acerca para el sector hotelero, pero todos sabemos que no sería como antes; nada será como antes.

Será difícil ver el lobby como antes, será difícil ver eventos de aforo reducido, será difícil conseguir un volumen de negocio como el anterior. No será fácil, pero hay gente dispuesta siempre a echar una mano, y este es el caso. En appark.me también queremos ayudarte, dar a tu hotel una herramienta para generar interesantes ingresos, también un sistema de gestión para el parking, además, instalar y gestionar puntos de carga para vehículos eléctricos.

El aparcamiento de los hoteles ha sido tradicionalmente una comodity para los clientes, sin más. Ahora tenemos la oportunidad de hacer de ese activo algo que trabaje para tu cuenta de resultados.

Su ocupación nunca es del 100%, y esas plazas libres pueden generar ingresos si se ponen en rotación, como la zona azul o la zona verde, pero un 15-20% más barato. Atrayendo así a los usuarios de appark.me. No pedimos el total de las plazas del parking, por lo que tus clientes siempre encontrarán su sitio, es más, podrán acceder al garaje sin tocar absolutamente nada, solo porque desde el interfaz de control del hotel ya se han introducido sus datos y appark.me le franqueará la entrada, sin más.

Con esta operación somos capaces de generar incluso el checkin y checkout automáticos, más aún; incluso la facturación del tiempo de estancia en el hotel, en un momento dado.

¿Se puede pedir más? podéis y debéis, y por eso os ofrecemos además la instalación y gestión de puntos de carga eléctrica para las baterías de vehículos eléctricos de vuestros clientes y también de usuarios appark.me

Recapitulando, os proponemos un sistema que active vuestros activos, generando un interesante beneficio extra, más un sistema para dar entradas y salidas de parking a vuestros clientes sin tener que estar pendientes desde recepción. Es además un sistema adaptado a la nueva normalidad, pues exime a los usuarios de todo contacto, ni botones, ni tickets, ni dinero en metálico, ni tarjetas de pago.

Creamos una red de puntos de carga eléctrica para la creciente flota de ese tipo de vehículos, mientras el hotel no debe preocuparse de nada, de hecho, ni de invertir ni un €, al menos para 100 hoteles con los que queremos colaborar en este año, ¿hablamos?

Alfonso Tomé
CEO appark.me
alfonso@appark.me

Activa tus activos para el post Covid19: Appark.me quiere ayudar a los hoteles

 

Madrid, 20 de abril de 2020.- Parece que la Covid19 nos ha dejado un panorama desolador en cuanto al mundo hospitality; aeropuertos cerrados, vuelos anulados, reservas canceladas, hoteles cerrados por imperativo legal sin fecha prevista de reapertura, ¿pero todo está perdido esta temporada? la respuesta claramente es NO.

Como hoteles, tenéis activos que se pueden poner a funcionar para obtener un beneficio económico que os ayude a llevar mejor las consecuencias de esta situación en la que nos encontramos, sin inversión, y además con beneficios también de gestión.

Parece que entre las medidas, se va a establecer ya definitivamente que las personas puedan desplazarse a sus puestos de trabajo, sean o no esenciales. Dentro de esto, se prioriza desde el Gobierno de España el desplazamiento en transporte particular, por las dificultades de mantener una distancia social suficiente en los sistemas públicos de transporte compartido.

Por ello, pensad; muchos tenéis parkings propios, ahora mismo tan cerrados como los hoteles a los que suelen dar servicio. Estos son los activos de los que os hablaba antes. ¿Por qué no ofrecemos a esa gente que debe ir a trabajar un aparcamiento reservado, seguro y garantizado?

Es más, ¿por qué no podremos ofrecer a esta comunidad de usuarios un lugar securizado, libre de amenazas microscópicas, para trabajar, o mantener una reunión, o un menú ejecutivo de vuestro excelente restaurante?

Es cierto que en las ciudades, por decreto de las diferentes alcaldías se ha suprimido el control del estacionamiento en superficie. Aparcar no cuesta dinero, perfecto, pero, ¿existe suficiente rotación de vehículos como para garantizar que se va a encontrar aparcamiento? La respuesta es otro claro NO.

En appark.me queremos ofrecer en este 2020 a 100 hoteles, la posibilidad de disfrutar, sin ningún coste, de un sistema que permita el uso, a distancia y sin contacto, de su aparcamiento para usuarios externos que deban dejar su vehículo para ir a trabajar a un lugar cercano.

Este sistema permitirá al hotel, en el momento de la reapertura, tener un software de gestión de su aparcamiento, pudiendo dar acceso a sus propios clientes sin presionar botones, sin recoger tarjetas, sin pagos en metálico, sin contacto. Conoceréis exactamente el nivel de ocupación, datos exactos de qué vehículos están estacionados; racionalizando el uso y maximizando el beneficio de ese activo.

El hotel siempre mantendrá el control de sus plazas. Sus clientes nunca se encontrarán sin su plaza asignada ni en sus eventos futuros ningún asistente se quedará sin parking, ya que el sistema permite cerrar con antelación un parking a los usuarios externos de appark.me

Pero no nos olvidamos de los principios que antes de esta gran crisis mundial nos habían motivado a crear una solución como appark.me. Una de las principales es la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Algunas de las vías para hacerlo son la reducción de emisiones de CO2 al disponer ya de una reserva de plaza de aparcamiento y no tener que circular buscando una plaza libre, por lo que el itinerario se reduce significativamente.

Pero no nos quedamos aquí, somos capaces de instalar y gestionar puntos de carga para vehículos eléctricos, y somos capaces de darles acceso (y cobrar sin contacto) por ofrecer ese servicio público desde un activo de titularidad privada, e igualmente sin ningún coste para el hotel que lo aloje.

Pensad finalmente que sabéis gracias al software appark.me cuándo entran y cuándo abandonan los clientes el hotel. Os planteo una cuestión, ¿qué porcentaje de vuestros clientes acceden a vuestro hotel a través del aparcamiento en primer lugar? A estos seremos capaces de hacer checkin y checkout no cuando pasen por recepción, sino cuando el sistema detecte su entrada o salida del parking. Menos contacto, no pagos en metálico, más distancia social, adecuado al mundo post Covid19.

Por y para todo esto, seguimos recordando que en este año 2020 queremos ayudar de esta manera a 100 hoteles, de forma totalmente gratuita; ¡no te quedes fuera!

Alfonso Tomé
CEO appark.me
alfonso@appark.me
Tlf: 695934608

Herramientas para pescar en río revuelto

Es comúnmente conocido que en nuestra vida diaria existen dos clases de formas de funcionamiento cerebral diferentes; por un lado tomamos continuamente decisiones razonadas y razonables, basadas en el conocimiento que tenemos, normalmente por propia experiencia sobre la situación en concreto.

Pero no somos conscientes de que también de forma continua, tomamos cientos de decisiones sin que nos demos cuenta de lo que estamos haciendo. Son decisiones automáticas: con qué mano sostenemos o abrimos una puerta, pulsamos un botón del ascensor, contestamos nuestro teléfono móvil, encendemos una luz accionando un pulsador en un edificio público…es decir, hacemos un contacto directo sin pensar.

Todo esto está comenzando a cambiar estos días de confinamiento obligatorio. La crisis sanitaria causada por la Covid19 hace que debamos ser más conscientes de que lo que tocamos debe, para poder hacerlo, estar desinfectado, o bien contar nosotros mismos con las medidas de barrera adecuadas, es decir, guantes y mascarillas principalmente. Nos dicen que no saludemos, que no nos acerquemos a otras personas, que limpiemos a conciencia y que empleemos productos homologados para ello.

Creo que esta tendencia ha llegado para quedarse, y pienso así porque es un cambio en las costumbres basado en el miedo, miedo a lo desconocido, en este caso un microscópico virus que ya hemos visto que puede producir enormes desgracias en forma de miles de fallecidos. Por ello su prevalencia será larga en el subconsciente global de la población, como hoy hablamos de la gripe de 1918 o incluso de la peste negra que sacudió Europa en el S. XVI. Quedará fijado en nuestro ADN.

Por esto, esos gestos automáticos a los que antes no dábamos importancia, a partir de este incidente, van a empezar a ser medidos por cada uno de nosotros, ver lo que tocamos y dónde, no llevarnos las manos a la cara, tomar siempre medidas de protección, pasarán de nuestro cerebro reptiliano a nuestro cerebro racional, y así nos sentiremos más seguros y protegidos.

Por suerte, y a todos los niveles, para facilitar esta adaptación, contamos con la digitalización; avances científicos y sobre todo tecnológicos, que limitan o eliminan esos contactos cuando estamos ante instalaciones de uso público. Todos tenemos en mente al hablar de esto las puertas automáticas, capaces de detectar una presencia y abrirse sin tener que accionar ningún sistema más complejo que un sensor de proximidad, un relay y un motor que abre las hojas de la puerta o la hace girar, como las tradicionales entradas a los hoteles.

Ya de lleno en el mundo hospitality, fijémonos en la cantidad de procesos que requieren de contacto físico, bien con mecanismos tales como botones, pomos, tarjetas, o bien con personal, como por ejemplo cualquier gestión que hagamos en recepción, check in, check out, firmas, pagos, entregas de llaves o tarjetas, y en fin, un largo etc.

Para cambiar este paradigma, existen numerosas soluciones en el mercado, pero yo estoy hoy aquí para aportar la nuestra, una herramienta de gestión de parking, con entradas, salidas y pagos automáticos, que elimina varios de los puntos negros de los que he hablado antes.

Con appark.me, el usuario llega al hotel con su coche y su teléfono móvil; como está registrado en la plataforma al hacer la reserva, no necesita llamar al telefonillo apretando un botón para avisar de su presencia, cero interrupción a recepción, cero riesgo higiénico.

Nuestro ERP controla el día y hora de entrada, a través del reconocimiento y lectura de su matrícula, también nos dará la fecha y hora de salida. De esta forma ya podemos tener check in y check out automatizados. No son necesarios pagos, ni entrega de llaves, ni coordinación alguna con recepción, minimizando así contactos y riesgos de cualquier clase.

El hotel sigue teniendo el control sobre este aspecto, a través de una interfaz que appark.me proporcionará a recepción y desde donde se podrá monitorizar y gestionar el flujo de vehículos de clientes.

Pero appark.me va aún más lejos en la gestión del aparcamiento de un hotel; es un sistema que va a saber exactamente qué plazas están ocupadas y cuáles libres en cada momento, incluso en salidas de día para clientes del hotel. Las plazas que estén ocupadas por clientes del hotel, no albergan un vehículo en ellas 24 horas al día, porque normalmente los clientes del hotel tampoco permanecen en su habitación 24 horas al día.

Como he dicho antes, appark.me sabe cuando un vehículo entra o sale, por lo cual podemos saber cuándo una plaza de cliente está ocupada o desocupada. De esta información, el hotel puede obtener doble beneficio: ¿cómo? en primer lugar con el precio/día de su cliente que paga por una plaza de parking pero no la disfruta; en segundo lugar, ofreciendo esa plaza en rotación a los usuarios de appark.me que también van a pagar por el tiempo de estacionamiento. En este punto, el hotel y sus clientes siempre tendrán garantizadas plazas de aparcamiento, por supuesto.

Los usuarios propios de appark.me ocuparán también las plazas no empleadas o cubiertas por los clientes del hotel, aportando un ingreso extra sin ningún tipo de inversión ni contraprestación por parte del establecimiento, y haciendo posible automatizar, como hemos visto antes, al menos parte de los procesos de gestión.

Se eliminan tarjetas, se elimina pulsar botones de telefonillo para comunicar a recepción nuestra llegada, se eliminan pagos, tanto de habitaciones como de parking. En definitiva, se agiliza la gestión y se ofrece una capa de seguridad sanitaria a clientes y usuarios del hotel.

Por otro lado, el hotel obtiene beneficio económico, logra un sistema que le optimice al 100% su infraestructura de aparcamiento, manteniendo siempre el control de la misma, y además no precisa realizar inversión alguna para lograrlo.

Opino que este es un ejemplo claro de cómo la digitalización de la que hablaba al comienzo puede generar seguridad sanitaria, y aportar nuevos modelos de revenue para el mundo hospiltality de forma simultánea y complementaria.

 

El mundo post Covid19 no será más el que conocimos, ¡conquistemos el nuevo mundo!

Alfonso Tomé
CEO appark.me
alfonso@appark.me

Tlf: 695934608

La movilidad sostenible llega a ITH de la mano de Appark.me

Madrid, 10 de diciembre de 2019. – El Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) suma a Appark.me como nuevo asociado enfocado en la movilidad sostenible, con la finalidad de lograr nuevos modelos de ciudad, en los que los establecimientos hoteleros sean agentes de un cambio en la forma que tienen los usuarios de moverse en sus ciudades.

El objetivo de Appark.me es convertirse en la referencia dentro de la movilidad urbana sostenible a nivel global. Para ello, la empresa ofrece un modelo basado en la tecnología que obtiene mayor rendimiento de los activos de aparcamiento de hoteles en esta primera fase. Han apreciado que no existe una ocupación al completo de esos aparcamientos de los hoteles, ni en cuanto a horas/día ni en cuanto a total de número de plazas. Lo que propone Appark.me es, dar la posibilidad a usuarios previamente registrados, de ocupar esas plazas privadas, con modelos de alta rotación y a precios inferiores a los de plazas de aparcamiento en superficie controladas por los ayuntamientos.

De este modo, todos los agentes implicados en este modelo ganan: los hoteles, porque obtienen un beneficio económico de unos activos que de otra forma no podrían ofrecerlo, y, en segundo lugar, ganan un sistema de reconocimiento para sus propios clientes; Appark.me les ofrece de forma gratuita su reconocimiento y lectura de placas de matrícula con su propio gestor para dar acceso a los clientes del hotel al parking (no más tarjetas ni telefonillos de comunicación con recepción).

De hecho, como complemento a su lanzamiento público, el próximo año 2020, Appark.me subvencionará la instalación de su sistema a 100 hoteles en territorio español; para ello solo es necesario contar con un mínimo de cinco plazas de aparcamiento para ser volcadas en el sistema y ser un establecimiento hotelero situado en núcleos de población de más de 10.000 habitantes. Las propuestas serán recogidas a través de la propia web www.appark.me editada para esta campaña que aprovecha el marco que ofrece Fitur 2020.

En el otro lado se sitúan los usuarios, quienes ganan por un lado tiempo; antes de subirse a su vehículo ya saben dónde van a poder estacionar. También en ahorro de combustible; si ya saben dónde van a aparcar, el mapa les guiará a su plaza de aparcamiento por la vía más corta, y no deberán por tanto perder tiempo en dar vueltas a la manzana buscando un aparcamiento libre. Y, además, ahorran dinero; como se ha dicho con anterioridad, este sistema es de un 15 a un 20% más económico que el sistema de aparcamiento más barato que exista en los alrededores del hotel.

Por último, pero no menos importante, gana el medio ambiente, al reducirse las emisiones de CO2 a nivel global (el tráfico de búsqueda de aparcamiento genera un 30% de las emisiones de CO2 en ciudades).

“Para Appark.me es un hito poder formar parte de una entidad como el ITH, somos conscientes de las posibilidades de colaboración que nos brinda y asumimos el reto de cambiar la forma en que los usuarios de las ciudades se moverán en un futuro cercano, aportando un gran valor a cada elemento de la cadena y generando incluso retorno económico para todos los agentes participantes en el modelo.” Afirma Alfonso Tomé, Consejero Delegado Appark.me.

Desde ITH vemos que la economía circular se consolida como el modelo que deben seguir las empresas, no solo por el beneficio económico sino  que deben dar un paso al frente en desarrollar un modelo que sea también beneficioso para el futuro del planeta, y que avance por la sostenibilidad en todos los campos. Creemos que Appark.me es un modelo prototípico de ello y así iniciamos esta colaboración continuando con la búsqueda de esta línea con la que ITH lleva ya tiempo funcionando.

 

Sobre Appark.me

Appark.me es una empresa que responde a una nueva filosofía de hacer negocios, trabaja en un mercado sin explotar, y va muy en consonancia con los términos de la sostenibilidad empresarial. Sus principios van más allá de los puramente empresariales, y entiende la responsabilidad social como uno de los pilares en que basar un modelo de negocio innovador.