Entradas

Academia Grundfos

Grundfos ofrecerá cursos sobre sistemas de bombeo a profesionales de diversos sectores

Grundfos España ha inaugurado en el mes de abril su Academia de Formación, con el objetivo de poner los conocimientos técnicos del sector al alcance de todos los profesionales del mundo del agua. Este ambicioso proyecto de formación presencial cuenta con 19 cursos que abarcan desde aplicaciones de calefacción hasta eficiencia energética, desinfección, dosificación, dimensionamiento de estaciones de aguas residuales o protocolos e interfaces de comunicación en sistemas de bombeo.

El objetivo principal de los cursos de formación de Grundfos es compartir los conocimientos técnicos sobre el mercado y la industria con los profesionales del sector, en cualquier industria. Con este ambicioso programa, Grundfos España, socio de ITH, busca ofrecer una formación de calidad con un elevado nivel de profesionalización, basada en los medios necesarios y en conocimientos técnicos altamente cualificados y actualizados.

Con una formación tanto teórica como práctica, los cursos impartidos aportarán los conocimientos esenciales a todos los profesionales cuya actividad esté vinculada al mundo de las bombas y los sistemas de bombeo, información especialmente útil a técnicos con tareas de gestión de las instalaciones de grandes colectividades, como es el caso de los hoteles.

Formación gratuita durante 2014

Las formaciones se desarrollan en la Academia Grundfos, un edificio concebido para tal fin, que dispone de una completa sala de equipos y demos que, junto al aula teórica, forman un conjunto que ocupa más de 350 m2 de la nueva sede de Grundfos España, situada en Algete – Madrid. Los responsables de formación en Grundfos son profesionales con una amplia experiencia en bombas y una gran experiencia en la materia, que actualizan sus conocimientos periódicamente en el centro de formación internacional de Grundfos: la Academia Poul Due Jensen, en Dinamarca.

Todos los cursos de formación, que serán gratuitos durante el año 2014, están compuestos de una parte teórica y de una parte práctica, que analiza el equipamiento, sus aplicaciones, selección y dimensionamiento, y su potencial en eficiencia energética.

Las temáticas incluyen, entre otros, Conceptos de hidráulica y teoría de bombas, Programa de selección y dimensionamiento WinCAPS, Calefacción & Agua Caliente Sanitaria, Sistemas de suministro de agua basados en energías renovables, Instalaciones para la edificación, Presurización de agua en edificios – Cálculo de grupos de presión, Sistemas contraincendios, Diseño eficiente de los equipos de tratamiento de aguas residuales, Sistemas de tratamiento de agua para consumo humano, Sistemas de dosificación y desinfección, Tratamiento de agua contra la legionela, Sistemas eléctricos – Protocolos e interfaces de comunicación en bombeo, Eficiencia energética (Iniciación y Análisis, cálculo y optimización de instalaciones).

La información sobre los cursos, fechas, inscripciones y contenidos está disponible en la web de Grundfos (www.grundfos.es).

 

Ahorro Agua

Los hoteles españoles podrían ahorrar hasta 53 millones de euros al año en agua

Para un hotel de cien habitaciones, una inversión única de en torno a los 2.300 euros en sistemas de ahorro, como perlizadores y duchas reductoras de caudal, puede suponer un ahorro equivalente anual al volumen de agua de una piscina olímpica; además, la inversión se puede recuperar en poco más de seis meses

¿Cómo puede ahorrar un hotel haciendo inversiones mínimas? ¿Son los sistemas de reducción de caudal realmente efectivos, en términos de costes y de ahorro de agua, para los hoteles? La respuesta a ambas preguntas es un rotundo sí: de hecho, si los más de 14 mil hoteles españoles instalasen dispositivos como perlizadores y duchas de bajo consumo en sus instalaciones, en un año se ahorrarían el equivalente al agua que consume una ciudad con un número de habitantes similar a Málaga o Zaragoza.

El Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) y la firma de consultoría Stalvia responden a estas preguntas, a partir del análisis preliminar llevado a cabo para el lanzamiento del proyecto piloto “Sistemas de Ahorro de Caudal: Reducción del Consumo de Agua en Hoteles”, que podrán en marcha en las próximas semanas, en el marco de la incorporación de Stalvia a ITH como socio tecnológico, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Agua (este año bajo el lema Agua y Energía).

El consumo de agua es un factor crucial para la gestión sostenible de los hoteles, sin embargo, y a diferencia de la eficiencia energética, no es una prioridad estratégica a corto plazo para los hoteles. “El objetivo de hacer públicos estos datos es mover a la reflexión a los hoteles españoles sobre la importancia de la gestión del agua, no sólo desde el punto de vista del impacto medioambiental, sino como un aspecto vinculado a los costes del suministros que adquirirá mayor protagonismo a corto y medio plazo”, explica Óscar Alonso, técnico del Área de Sostenibilidad de ITH.

53 millones de euros de ahorro para los hoteles españoles

En general, los dispositivos de ahorro de agua, que precisan inversiones muy bajas, se traducen en reducciones directas en el consumo de este preciado líquido, aunque dependiendo del sistema, estos ahorros pueden incrementarse, como en el caso de la tecnología sobre la que se han hecho este análisis.

Así, a partir del rendimiento de duchas de bajo consumo de última generación y perlizadores, como los de la marca noruega Bathlia, ITH y Stalvia han calculado el volumen de agua que un hotel podría ahorrar al contar con un equipamiento como éste. El sistema patentado por Bathlia se basa en un tornillo-turbina, que, en combinación con una precámara de expansión, genera pulsos de presión alta y baja de forma imperceptible (30 veces por segundo), consiguiendo de esta forma un ahorro de agua de hasta el 60%. Otras ventajas adicionales son que ofrece un confort de uso superior, al mantener alta la presión y la temperatura del agua; reduce los riesgos de legionela al no mezclar el agua con el aire; y elimina los problemas de calcificación.

Ejemplo de sistema de ahorro de caudal de Bathlia

Ejemplo de sistema de ahorro de caudal de Bathlia

El factor coste es fundamental, y es que con una inversión mínima se consiguen reducciones muy considerables del consumo de agua en hoteles, sin reducir el confort de los huéspedes”, apunta José Lozano, gestor energético de la firma Stalvia.

De esta forma, un hotel con 103 plazas (media nacional según el INE), se ahorraría al año aproximadamente el equivalente al agua que necesitaría para llenar una piscina olímpica (hasta 2.243 metros cúbicos), lo que para toda la planta hotelera española, formada por más de 14 mil hoteles, se traduce en unos 31 millones de metros cúbicos anuales de ahorro, lo que equivale al consumo total anual de una ciudad de unos 600 mil habitantes, de tamaño entre Málaga y Zaragoza.

En términos de costes, la disminución de consumo de agua en hoteles que se conseguiría instalando sistemas de ahorro de caudal también es muy relevante. Considerando que, según datos de 2013 de la Asociación Española de Abastecedores de Agua y Saneamientos (AEAS), el precio medio por metro cúbico del agua en España es de 1,7 euros, los hoteles españoles podrían ahorrase más de 53 millones de euros al año instalando este tipo de elementos. También se pueden conseguir ahorros indirectos en concepto de la energía necesaria tanto para calentar el agua como para el bombeo.

Desde el punto de vista económico, la instalación de estos sistemas de ahorro y consumo eficiente de agua tienen un coste muy bajo (una media de 2.300 euros para un hotel tipo de 103 plazas), son muy fáciles de instalar, su impacto en la operativa normal del hotel es prácticamente nulo, y la inversión se puede recuperar en un plazo de seis a siete meses.

 

Italsan

Italsan, nuevo socio tecnológico de ITH

La firma propone nuevos materiales termoplásticos, como el polipropileno, para revolucionar los sistemas de canalización y, así, contribuir a la gestión eficiente del agua en edificios complejos y con demandas continuas de este recurso, como los hoteles

 

Italsan Grupo, especialistas en la fabricación de sistemas para la canalización de fluidos con materiales termoplásticos, se suman al Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), para evaluar el impacto que este tipo de tuberías, más eficientes, resistentes y sostenibles, tienen en el ciclo eficiente de la gestión del agua en hoteles.

Como explica Coralía Pino, responsable de Proyectos del Área de Sostenibilidad y Eficiencia Energética de ITH, “las tuberías son las arterias del sistema circulatorio de un hotel, y tienen un papel fundamental en el proceso de bombeo”, y en este sentido, “la innovación en materiales para su fabricación, con el objetivo de hacerlas más duraderas, limpias y sostenibles contribuye, sin duda alguna, a una gestión más eficiente de un recurso tan indispensable en la operativa de un hotel como es el agua”.

Italsan, que en 2014 cumplirá 25 años de presencia en España, introdujo en nuestro país los sistemas de canalización de fluidos elaborados con materiales termoplásticos, principalmente polipropileno, desconocido hasta el momento en el sector de las instalaciones hidrosanitarias, que usaban materiales férricos, resistentes pero con varias desventajas. La compañía, con más de 600 puntos de venta en todo el territorio nacional, cuenta con divisiones especializadas en el sector hotelero, industrial y naval, que han adaptado sus productos a las demandas específicas de cada sector.

La incorporación de Italsan a ITH es, según Miguel Angel Garrido, director comercial de la compañía, el resultado de “nuestra ya amplia y sólida experiencia, de muchos años, en edificios hoteleros”, en los que han instalado sistemas plásticos para fontanería, calefacción, climatización y evacuación, tanto en obra nueva como en reformas.

El objetivo de Italsan es explicar al sector el papel que los sistemas termoplásticos juegan en la eficiencia energética asociada al ciclo del agua del hotel. “Nuestra aportación en este sentido es significativa, pero somos conscientes de su desconocimiento: estamos seguros que como socios de ITH, podremos dar a conocer las diferencias y la importancia, desde un punto de vista técnico, de ahorro energético, de confort y de mantenimiento, que proporcionan nuestros sistemas frente a un simple tubo”, apunta.

 

Ahorro energético y eficiencia térmica

El director comercial de Italsan, las tuberías plásticas que fabrican aportan varias ventajas a los hoteles, ya “reducen el ratio kilovatio por habitación y día”. De esta forma, las tuberías de polipropileno “consiguen reducir el consumo energético en los sistemas de bombeo en toda su vida útil, aumentando la eficiencia energética de la instalación, y también se logran disminuir drásticamente los posibles depósitos e incrustaciones y la corrosión; de hecho, por cada milímetro de espesor de incrustaciones en una tubería metálica el consumo de energía aumenta entorno a un 9%”, explica Garrido.

Otro elemento que contribuye a la eficiencia energética es su aislamiento, “que puede ahorrar hasta un 10% del consumo energético de la caldera, gracias a que disminuyen las pérdidas térmicas y los saltos térmicos a igualdad de aislamiento, favoreciendo la eficiencia energética del conjunto”, indica el representante de Italsan, que subraya que todas las tuberías son “reciclables y libres de halógenos”.

 

Proyecto Piloto Grundfos

ITH y Grundfos amplían el piloto de bombas circuladoras con equipos de última generación

Optimizar el bombeo en hoteles puede ahorrar hasta un 60% en el consumo eléctrico de estos equipos, claves en el ciclo del agua del hotel

El proyecto piloto que la firma danesa de fabricación de bombas de circulación Grundfos e ITH han puesto en marcha en el marco del Programa Hotel Sostenible se amplía a partir de este mes de noviembre para incluir opciones de bombeo de última generación, más eficientes y probados en escenarios de rendimiento muy exigentes, como la industria y el retail.

El piloto “Optimización del Rendimiento y Ahorro Energético en Sistemas de Bombeo para Hoteles permite a los hoteles participantes incorporar, a precios especiales, los equipos de la línea MAGNA3 de Grundfos, de probada eficacia en otros establecimientos internacionales, que han logrado recortar el consumo eléctrico de sus equipos en un 80%.

Con este piloto, los hoteles pueden reducir de manera directa en el consumo eléctrico de sus equipos, reduciendo drásticamente el consumo y aumentando sus niveles de eficiencia energética. Los sistemas de suministro de agua fría y caliente, los equipos de aire acondicionado, la lavandería, piscinas o SPAs se sirven de sistemas de bombeo que requieren energía eléctrica para poder funcionar.

Con este proyecto, ITH y Grundfos ofrecen a los hoteles participantes tecnología de última generación, que cumple los requerimientos técnicos de la nueva directiva comunitaria a este respecto. El piloto incluye, como novedad, mejoras de la línea MAGNA3 con bombas que disponen del mejor coeficiente de eficiencia energética, lo que garantiza tiempos de retorno de la inversión más reducidos y que incorporan nuevas utilidades como por ejemplo el contador de energía y el limitador de caudal hidráulico entre otras aplicaciones que simplifican la instalación y reducen los componentes de la misma; estas y otras utilidades de la gama MAGNA3 son controladas a través de dispositivos móviles.

Los equipos que se probarán en este piloto no sólo consiguen reducir el consumo energético, e incrementar los ahorros en sus costes fijos, sino que, además, ayudará a reducir el consumo de CO2 y, por tanto, a minimizar la huella de carbono. De hecho, han sido ya probadas en escenarios de rendimiento muy exigentes, como distintas instalaciones del sector terciario; hospitales, colegios e instalaciones deportivas entre otras y una cantidad representativa en el sector residencial donde los excelentes resultados obtenidos están siendo ponderados por los distintos profesionales del sector.

Grundfos Energy Check: Auditorías gratuitas para el bombeo eficiente

Nueve de cada diez de las bombas de circulación actualmente instaladas en los hoteles españoles son ineficientes y, de hecho, representan hasta un 70% del consumo eléctrico en un hotel; de esta forma, mediante la optimización de estos sistemas, un hotel puede llegar a ahorrar entre un 20% y un 60% en el consumo eléctrico de sus equipos.

Para determinar las necesidades de bombeo de los hoteles, Grundfos pone a disposición de los hoteles su sistema de diagnóstico Energy Check, una auditoría que permite dimensionar adecuadamente la capacidad de bombeo de un sistema en función de las necesidades reales de la instalación y su perfil de carga, lo que a su vez, permite seleccionar los equipos de bombeo más idóneos para cada caso.

 

ITH y Aqualogy presentan: Seis recomendaciones para la gestión sostenible del agua en los hoteles

En el entorno actual en el que nos encontramos es necesario que los hoteles compatibilicen la mejora continua de la eficiencia y de la productividad, con el compromiso hacia una gestión eficiente y sostenible de nuestros recursos. Aqualogy, la marca global de soluciones integradas del agua para un desarrollo sostenible, y el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), presentan esta Guía de Recomendaciones para la Gestión Sostenible del Agua, con motivo de la celebración del Día Mundial del Turismo 2013-Turismo y Agua.

En hoteles y otras instalaciones turísticas de ocio, el mantenimiento de los niveles de confort y de seguridad demandados por los usuarios adquiere tanta importancia como una adecuada y sostenible gestión de recursos y de instalaciones”, explica Francisco Lucas, director Nacional de Mercados Socio-Sanitario y Hotelero de Aqualogy, especializado en el desarrollo de soluciones directamente vinculadas a la optimización de instalaciones y consumos de agua y, por lo tanto, a la reducción de costes y a la consecución de una mayor eficiencia en el uso de este recurso.

Para Álvaro Carrillo de Albornoz, director general del Instituto Tecnológico Hotelero, es “crucial que los hoteles se anticipen al debate de la gestión del agua, un recurso clave en la ecuación de la sostenibilidad hotelera en España”. Para Carrillo de Albornoz, “la tecnología es un aliado en la planificación de la gestión del agua, y ofrece múltiples soluciones, escalables para cada caso”.

Según Lucas, “la industria del turismo es una gran consumidora de agua y como tal, es de gran importancia la implementación de medidas de eficiencia y sostenibilidad, por dos motivos principalmente: por la reducción del gasto en consumo de agua y de energía asociada y además, por el compromiso y la identificación de la industria del turismo con políticas de sostenibilidad y eficiencia, necesarias para la conservación de nuestro entorno medioambiental, actuaciones demandadas por unos usuarios cada vez más concienciados por estos temas”.

“El sector hotelero inició hace tiempo el camino en búsqueda de esta eficiencia y sostenibilidad –apunta Francisco Lucas, así, actuaciones básicas y de aplicación inmediata como son la colocación de dispositivos de ahorro de agua en grifería y otras medidas complementarias de carácter aislado, se han ido implantando paulatinamente”, explica. Sin embargo, todavía son muchas las iniciativas en las que podemos y debemos avanzar buscando, siempre que sea posible,  su gestión centralizada e integrada, explica el representante de Aqualogy.

Seis departamentos, seis recomendaciones

Una herramienta útil para lograr este objetivo es la implantación de un Plan de Gestión Integral del Agua en el hotel. Este debería empezar por una profunda auditoría hídrica con el objetivo de chequear todas las áreas que frecuentemente tienen un alto consumo o potenciales pérdidas, y evaluar sus patrones de uso y demandas (diarios y mensuales). Con esta información, el hotel podría establecer prioridades y poner en marcha las actuaciones necesarias, dirigidas a llevar un óptimo control, más eficiente y sostenible, tanto de las instalaciones como de los recursos empleados en ellas.

De manera resumida, los diferentes usos y necesidades de agua en un hotel pueden agruparse en los seis bloques siguientes:

  1. Habitaciones: en el uso sanitario en duchas, lavabos e inodoros se pueden implantar elementos de reducción de consumo, como perlizadores, duchas reductoras de caudal y cisternas de doble descarga.
  2. Cocina: para la preparación de alimentos y limpieza, además de sistemas reductores de caudal, es fundamental transmitir al equipo estrategias para ahorrar agua y usarla de la forma más eficiente.
  3. Mantenimiento de zonas verdes (especialmente en jardines y campos de golf): estableciendo horarios de riego adecuados a la climatología, y adaptados a las condiciones de las estaciones (especialmente en invierno y verano), sistemas de riego con aguas recuperadas y/o recicladas, no aptas para el consumo humano. Igualmente, es importante que, en el diseño de jardines y zonas verdes, se tenga en consideración especies vegetales que se adapten a las condiciones naturales de la zona, para racionalizar el uso de agua en el riego y mantenimiento de estas instalaciones.
  4. Instalaciones complementarias y ocio: las piscinas, SPAs, vestuarios y gimnasios las instalaciones que consumen más cantidad de agua, por lo tanto recuperar y tratar el agua usada para emplearla en otras tareas o para reutilizarla en esta instalaciones garantiza un uso eficiente de los recurso hídrico.
  5. Operaciones de limpieza: en habitaciones, zonas comunes y lavanderías, además de usar el agua reciclada y tratada de otras áreas del hotel, es importante evaluar hasta qué punto es más eficiente, sostenible y viable económicamente confiar estas tareas a agentes externos, que no sólo sean capaces de controlar los costes del servicio, sino que también garanticen un uso óptimo del agua en cada proceso. Por otra parte, una de las medidas más eficaces y de probado éxito, es hacer partícipe al cliente de su consumo hídrico, especialmente en lo relacionado con los recambios de ropa de cama y toallas, que son capaces de reducir de forma significativa el consumo de agua en esta tarea.
  6. Climatización: es fundamental controlar las posibles pérdidas de las soluciones de climatización basadas en agua, evitando los sistemas de circulación abiertos (torres de enfriamiento), causantes de las pérdidas por evaporación.

De las recomendaciones a un plan de gestión

Según el tipo de hotel, de sus características y de sus instalaciones, tendremos unos consumos y operaciones de mantenimiento diferentes. Nuestro objetivo es optimizar los consumos y mejorar la gestión de las instalaciones e infraestructuras ligadas al agua, garantizando los niveles de confort necesarios y demandados por los usuarios.

En este sentido, el contenido del Plan de Gestión Integral del Agua en el hotel, se focalizaría en los siguientes aspectos:

  1. Implantación de mejores tecnologías y productos más eficientes
  2. Adecuados Planes de mantenimiento de las instalaciones hídricas
  3. Plan de reutilización de las aguas generadas en el hotel
  4. Optimización de infraestructuras hídricas
  5. Campañas de sensibilización a los usuarios  sobre uso y consumo eficiente

La implantación del mencionado plan aportaría una mejora sustancial sobre los siguientes aspectos:

Plan de Gestión del Agua-Aqualogy

Plan de gestión del Agua. Imagen de Aqualogy